El inconveniente fue producto de sucesivos desperfectos en el suministro eléctrico.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informó que en horas de la tarde de ayer, producto de los sucesivos desperfectos en el suministro eléctrico, se detectó la paralización de los equipos de bombeo de líquidos cloacales, ubicados en el barrio San Lorenzo. En este momento, personal técnico operativo del organismo se encuentra trabajando en el lugar con el objetivo de solucionar el desperfecto.

El inconveniente se produjo en el denominado Pozo Nº 1 ubicado en la intersección de las calles Racedo y Doctor Ramón como consecuencia de los cortes en el suministro energético que provocaron la interrupción en el funcionamiento de las bombas, razón por la cual se puede percibir la presencia de líquidos cloacales en las arterias de un sector del barrio.

Ante cualquier consulta los vecinos pueden comunicarse a la Base Oeste llamando al 4431674.