La semana entrante más de 200 usuarios del asentamiento barrial accederán al agua potable, debido a que el organismo provincial conectará su red de agua al asentamiento.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) firmó hoy un convenio con el municipio de Neuquén para garantizar el suministro de agua potable a los vecinos del asentamiento barrial Toma Pacífica de la ciudad de Neuquén. El convenio suscrito entre el presidente del EPAS, Mauro Millán, y el secretario de Gobierno y Coordinación de la municipalidad, Marcelo Bermúdez, establece que la semana próxima la empresa provincial conectará su red de agua regular al asentamiento.

El ministro de Trabajo, Desarrollo Social y Seguridad, Mariano Gaido, se mostró satisfecho por la celeridad con que se manejó el organismo provincial y felicitó al EPAS en su conjunto  “por garantizar el servicio esencial de agua potable a los habitantes de Toma Pacífica de la ciudad de Neuquén”.

“El asentamiento tiene una población de entre 800 a 1.000 habitantes, y desde la semana que viene sumaremos a la red a los 230 usuarios nuevos que no contaban con el recurso”, explicó.

Por su parte, Millán señaló que “el acuerdo surge como respuesta a una solicitud del ministro  Gaido para dar rápidamente una respuest que beneficie a los vecinos de Toma Pacífica, luego de que el EPAS tomara conocimiento de que el municipio de Neuquén había ejecutado la obra de red de agua potable sin supervisión del ente provincial, como debidamente lo explicita el proyecto ejecutivo de la obra que fue previamente aprobado y que garantiza el suministro regular de agua potable, con calidad y presión necesarias”.

“Frente a el pedido del ministro confeccionamos este convenio donde se establece un período de garantía que le corresponde a la municipalidad, permitiéndonos constatar el comportamiento de las redes que no pudimos supervisar en su debido momento”, explicó el presidente del EPAS.

“La semana entrante haremos la apertura de válvulas y conectaremos el asentamiento a nuestra red regular para generar el abastecimiento del recurso a todos los usuarios”, finalizó Millán.

Dentro de los considerando del convenio, el mismo establece que el municipio de Neuquén asumió la responsabilidad de reparar las redes en caso de roturas u obstrucciones durante un plazo de garantía de obra de 12 meses. Asimismo, el Ejecutivo local deberá realizar dentro de los próximos 90 días las conexiones regulares domiciliarias a la nueva red, cumpliendo con las normativas vigentes (trámite con matriculado, medidores y válvula de corte) para luego clausurar todas las conexiones clandestinas, tanto de los particulares como las de alimentación general del asentamiento.