Se trata de una inversión de seis millones de dólares que garantizarán que no se inunden sectores del sector sur de la capital provincial.

El subsecretario de Recursos Hídricos, Horacio Carvalho, confirmó que ya está todo listo para que Nación licite las obras del arroyo Durán que garantizarán una mejor circulación del agua y permitirán la conducción del líquido dentro de las márgenes del curso de agua, en caso de una crecida del río Limay o de inundaciones en la zona sur de la capital provincial.

Se trata de una inversión de seis millones de dólares en una primera etapa, que ya fueron otorgados por el Banco Interamericano de Desarrollo, de un financiamiento total de 17 millones. “El último paso que debía cumplirse era que el intendente de Neuquén, Horacio Quiroga, rubricara el acuerdo para avanzar con la obra. Esa firma ya está y ahora Nación puede licitarla”, precisó Carvalho.

A partir del acompañamiento del intendente Quiroga, la provincia se compromete a elaborar el proyecto de la obra a financiar; efectuar la inspección técnica y ambiental de las obras contratadas; conformar y aprobar los certificados de obra confeccionados por la inspección correspondiente; poseer la disponibilidad jurídica y material de los inmuebles o espacios físicos necesarios –en las áreas de su competencia- para la ejecución del proyecto, garantizando que los mismos se encuentren libres de toda ocupación o uso que pudiera interferir su normal desarrollo.

Idéntico compromiso tomará el municipio en lo que se refiere a los inmuebles o espacios físicos ubicados en las áreas de su competencia (cruces de calles y puentes) y además deberá disponer de un equipo técnico que será el responsable de actuar con los otros organismos en las cuestiones referidas al desarrollo de la obra.

La obra en cuestión está dividida en tres partes: el nacimiento del Durán, un sector de expansión y obra civil en las 127 hectáreas; y las reformas en el último tramo del curso de agua antes de su desembocadura al Limay.

La primera parte se realizará a la altura de la calle Catan Lil, en el barrio Valentina Sur, donde se recuperará el nacimiento del Durán desde el río: “Hay que recordar que, en rigor, el Durán no es un arroyo sino un brazo del Limay”, explicó Carvalho. Allí se instalarán compuertas automatizadas para permitir y restringir el ingreso de agua.

La segunda parte de la obra se realizará en la zona de las 127 hectáreas, donde se construirá una obra civil (un puente para mejorar la comunicación de los barrios de ese sector sur de la capital neuquina con el resto de la ciudad) y se instalará la “zona de expansión”, que son aproximadamente dos hectáreas demarcadas por terraplenes, que se utilizará como espacio para resguardar agua en caso de crecidas”, explicó Carvalho.

La tercera etapa se llevará adelante en el tramo final del curso de agua, donde se instalarán compuertas automatizadas en la desembocadura del Durán con el Limay, en la zona de la isla 132; un puente nuevo y la parquización de toda la ribera existente entre la calle La Pampa y la avenida Argentina.

Las obras tienen un plazo de ejecución de 240 días. En total tendrán una extensión aproximada de unos 10 kilómetros. En el recorrido de la obra se realizará el parquizado de ambas márgenes del curso de agua, con senderos, canteros, bicisendas y paseos ribereños.

“El último paso que debía cumplirse era que el intendente de Neuquén, Horacio Quiroga, rubricara el acuerdo para avanzar con la obra. Esa firma ya está y ahora Nación puede licitarla”, precisó Carvalho.