Seguel aseguró que “la educación debe ser una política de Estado inclusiva”

noviembre 24, 2011

El secretario de Educación sostuvo hoy que los Centros de Actividades Infantiles distribuidos en todo el territorio “dan contención pedagógica y social a 1.300 chicos, brindando de este modo igualdad de oportunidades a los alumnos de las escuelas primarias de los sectores más vulnerables”.

El secretario de Educación, Cultura y Deporte, Ernesto Seguel, aseguró hoy que “los Centros de Actividades Infantiles (CAI) son una de las tantas actividades y trabajos que el gobierno de la provincia está desarrollando desde la cartera educativa y en forma coordinada con la Nación” y sostuvo que “la premisa de esta tarea es que en Neuquén la educación sea una política de Estado inclusiva, que brinde igualdad de oportunidades a los alumnos, en este caso, de los sectores más vulnerables o en riesgo de la sociedad”.

Luego de mencionar que el área a su cargo “también está llevando adelante el proceso para la transformación del plan que rige la educación media en la provincia”, Ernesto Seguel afirmó que “para los alumnos del área primaria, los centros son una herramienta fundamental que permite el abordaje -desde otras áreas- de la mejora de las trayectorias educativas para que los alumnos de las escuelas primarias no abandonen su educación y completen la terminalidad”.

Ayer miércoles se concretó en esta capital la apertura del segundo encuentro provincial de los CAI, como parte del Programa de Políticas Socioeducativas a cargo de la Unidad Coordinadora Provincial (UCP). La actividad contó con la presencia de la referente de Políticas Socioeducativas Zona Sur del ministerio de Educación de la Nación, Adriana Fontana.

Neuquén cuenta en la actualidad con 16 CAI que brindan contención a un total de 1.300 niñas y niños que están cursando el ciclo primario y pertenecen a los sectores más humildes y en riesgo de la población. Al respecto, Seguel indicó que “el mayor desafío de estas instituciones es establecer un puente entre lo escolarizante y una mirada más renovada en lo social, que permita la apertura y la retención del chico en la escuela”.

“Los Centros de Actividades Infantiles son importantes porque se trata de una actividad que realizan los talleristas y docentes comunitarios, en escuelas primarias de los sectores más vulnerables tanto del área Confluencia como de todo el interior provincial”, dijo Seguel, y agregó que “se caracterizan por ser un espacio no formal de trabajo y cuyos objetivos primordiales son fortalecer la trayectoria endeble e irregular del niño y promover el fortalecimiento entre escuela-familia-comunidad”.

Señaló también que “los chicos con riesgo pedagógico y social, a través de los CAI reciben -en contraturno del colegio y también los sábados- contenidos educativos y realizan actividades culturales, recreativas, deportivas y sociales, siempre en función de sus necesidades y para desarrollar proyectos que les permitan incorporar conocimientos y, si es necesario, avanzar en el proyecto pedagógico”.

“Esta tarea permite reforzar las trayectorias escolares de estos alumnos y así recuperarlos para el sistema educativo formal y en otros casos, para que tengan terminalidad educativa, porque es fundamental que los jóvenes que estén transitando esta etapa educativa no sólo refuercen sus conocimientos sino que efectivamente terminen el colegio, el ciclo primario, y así estar más preparados para el próximo reto que es la educación media”, concluyó el secretario de Educación.