El ministerio de Agroindustria de la Nación y la cartera de Producción y Turismo de Neuquén trabajan en proyecto de inclusión socio-económica de familias rurales, con una inversión de más de 1,6 millones de dólares, provenientes de aportes internacionales, nacionales y provinciales.

Se llevó a cabo el último viernes en la ciudad de Neuquén una reunión de trabajo entre funcionarios de la Unidad de Cambio Rural (UCAR) del ministerio de Agroindustria de la Nación, y agentes del Ministerio de Producción y Turismo del Neuquén, para empezar a delinear pautas de trabajo en el marco de un nuevo proyecto de inclusión socio-económica para familias rurales.

El proyecta contará con financiamiento del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y los gobiernos nacionales y provinciales. Dichas entidades aportarán 1.1 millones de dólares; 300 mil dólares y 210 mil dólares respectivamente. Para la implementación se requiere de la firma de un convenio de participación, a suscribir entre el gobierno de la Provincia y el ministerio de Agroindustria de la Nación.

El ministro de Producción y Turismo, José Brillo, explicó que “recibimos la visita de funcionarios de la UCAR, con diversos programas. En este caso el objetivo es empezar a trabajar conjuntamente con Nación para desarrollar proyectos relacionados a nuestros crianceros y productores, pequeñas organizaciones y Asociaciones de Fomento Rural”.

“Estamos dándole continuidad a los programas nacionales ya ejecutados, y la provincia de Neuquén está muy bien posicionada con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, entidades que nos siguen prestando dinero para nuestro desarrollo. En este sentido, fue muy importante la gira que realizó el gobernador Omar Gutiérrez a Washington para poder mantener activo este tipo de financiamiento”, aseguró el ministro.

Brillo indicó también que “lo que se busca es brindar capacitaciones y gestionar fondos para el desarrollo de actividades productivas, que están siendo necesarias en distintas zonas de la provincia”.

Finalmente, destacó que “esto se suma a muchas acciones que está haciendo el gobierno provincial, así como el nacional, que a través de la UCAR aportó 2.000 millones de pesos en los últimos dos años, con los cuales se realizaron importantes obras para la electrificación rural, maquinaria agrícola, cobertizos, potreros, alambrados, entre otras necesidades que tienen los crianceros, productores y pobladores rurales”.