El primer pozo de petróleo en la provincia del Neuquén entró en actividad el 29 de octubre de 1918 en la actual ciudad de Plaza Huincul. Durante octubre se realizarán diversas actividades para recordar públicamente este trascendental acontecimiento.

El gobierno provincial realizará mañana a las 9, una conferencia de prensa en Casa de Gobierno para presentar las acciones que se llevarán a cabo durante este mes, en el marco de los “100 años del Petróleo” en Neuquén. Se realizarán actividades culturales, educativas y conmemorativas para la puesta en valor de sitios históricos relacionados con el tema.

A su vez, se busca poner en perspectiva el trabajo que se realiza para el desarrollo de Vaca Muerta, epicentro mundial de pozos no convencionales en la actualidad.

La perforación del Pozo Nº 1 de Plaza Huincul comenzó en febrero de 1916 bajo el mando de Enrique Cánepa, director general de Minas, Geología e Hidrología de la Nación. Para fines de ese año solo habían podido avanzar 260 metros pero más tarde, al llegar a los 516 metros de profundidad, aparecieron rastros de petróleo y el 29 de octubre de 1918 el equipo “Patria” alcanzó el horizonte petrolífero entre los 603 y 606 metros.

De inmediato, el Poder Ejecutivo Nacional estableció como zona de reserva del Estado el área comprendida por un octógono de cinco kilómetros de radio, tomando como centro a dicho pozo. Este pozo descubridor alcanzó luego una profundidad final de 1.060 metros (con fines de estudio), costó 110 mil pesos y produjo 12.655 litros de petróleo en 1918.

Después vendría la perforación de los pozos Nº 2 y Nº 3 con la participación de los equipos “San Martín” y “Mendoza”, respectivamente. De esta forma se inició la primera etapa de explotación de la Cuenca Neuquina, con su primer yacimiento así descubierto, al que se denominó Campamento Uno.

“El descubrimiento de una nueva zona petrolera para el país no fue debido al azar, sino a la aplicación de la ciencia y de la técnica en la exploración petrolera”, señaló en su momento el general Enrique Mosconi, primer director general de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) durante la presidencia de Marcelo T. de Alvear. En tal línea de pensamiento se busca destacar el valor cultural y social que tuvo y tiene la actividad en la provincia del Neuquén.