El hecho histórico tuvo lugar en el Norte de la provincia en 1832. Fue representado y puesto en valor a través de una obra teatral y un acto conmemorativo, del que participaron funcionarios provinciales y autoridades de la zona Norte.

Se cumplieron ayer 188 años desde la última batalla por la Independencia Americana, que se desarrolló durante la madrugada del 14 de enero de 1832 en las lagunas de Epulauquen, a pocos kilómetros de Las Ovejas. Para poner en valor ese hecho histórico, se realizó un acto conmemorativo y se presentó una obra teatral que recreó ese hito.

De las actividades participaron los ministros de Turismo, Marisa Focarazzo, y de Ciudadanía, Ricardo Corradi Diez; los intendentes de Las Ovejas, Vicente Godoy, y de Huinganco, Ceferino Moya; y el subsecretario de Turismo, Germán Bakker; entre otros.

Durante el acto, la ministra Focarazzo destacó que “el Norte Neuquino es un tesoro por descubrir y de la mano del turismo lo queremos mostrar a todo el país”. Además, dijo que “esta historia la vamos a llevar a través de la temática turística al nivel educativo, para que nuestras niñas y niños aprendan la historia neuquina”.

Por su parte, el intendente Godoy recalcó que “vinimos a reivindicar la historia, a poner en valor lo que somos”.

Como parte de la celebración se declaró ciudadano ilustre de la localidad al historiador Isidro Belver, en reconocimiento por su contribución al rescate y la memoria histórica del Neuquén.

Belver señaló que “este es un acontecimiento de valor histórico para Neuquén. En tiempos donde se luchaba por la liberación del continente, aquí había un grupo de españoles aun reclamando estas tierras”.

La zona actualmente es conocida como la Tierra de las Cuatro Banderas: la pehuenche (de los antiguos pobladores), la española (por los últimos defensores del rey en América), la argentina y la chilena.

Durante la madrugada del 14 de enero de 1832, el ejército liderado por el coronel Manuel Bulnes, procedente de Chile, sorprendió al bastión realista de los hermanos Pincheira en el refugio El Alamito. Estos últimos eran financiados por España para dominar este territorio y defender la corona. En el lugar se desató una sangrienta lucha que propició el fin de la ocupación española en América.

Ayer por la tarde, la compañía de baile Cardo Azul estuvo a cargo de la representación teatral de este hito, que fue fundamental para la posterior conformación de las naciones de la Argentina y Chile.