Fue en diciembre del año pasado y estuvo a cargo de profesionales de la Fundación Favaloro, el hospital Austral y el nosocomio local.

En el hospital Castro Rendón de la ciudad de Neuquén se realizó durante diciembre una cirugía de alta complejidad, que estuvo a cargo de profesionales del establecimiento, la Fundación Favaloro y el hospital Austral.

La cirugía, que duró unas 12 horas, se le practicó a una mujer de unos 50 años que tenía un diagnóstico de condrosarcoma de pelvis, la cual actualmente continúa internada y evoluciona de la manera esperada.

La posibilidad de realizar la operación a nivel local evitó traslados, favoreció el acompañamiento familiar y, al mismo tiempo, permitió una instancia de formación y capacitación para los equipos del hospital.

El condrosarcoma es un tipo de tumor maligno poco común que comienza en las células de cartílago y se propaga al tejido óseo circundante. Comienza con más frecuencia en los huesos de las extremidades y la pelvis, especialmente en la cadera o el fémur.

De la intervención participaron los doctores Walter Parizzia y Marcos Galli Serra, prestigiosos especialistas en Oncología Traumatológica de la Fundación Favaloro y del hospital Austral, acompañados por su equipo médico y los doctores Manuel de Elia y Diego Ramisch. También participaron integrantes del equipo de Ortopedia y Traumatología del hospital local.

Los profesionales de Buenos Aires que asistieron a la cirugía quedaron sorprendidos por la efectividad del trabajo realizado por parte del personal del hospital y la complejidad con la que cuenta.

Sobre la cirugía, Pablo Maletti, del servicio de Ortopedia y Traumatología del Castro Rendón, especificó que “la paciente tenía un condrosarcoma de pelvis, que es un tumor maligno. Había que hacer una cirugía para extraerlo y una reconstrucción después de la intervención”. Agregó que “en un principio se había pensado la derivación a Buenos Aires, por su alta complejidad, pero luego se decidió que era mejor realizar la intervención aquí y se logró que viniera el doctor Parizzia y su equipo a realizarla”.

“Este tipo de cirugías en general se derivan porque son muy complejas, requieren todo un equipo de trabajo y son específicas”, dijo Maletti, aunque aclaró que “la mayoría de las cirugías tumorales las hacemos en nuestro hospital”.

El director del hospital Castro Rendón, Adrián Lammel, comentó que “como hemos hecho en otras oportunidades, en lugar de enviar al paciente a otro establecimiento de salud fuera de la provincia, como sería en este caso a Buenos Aires, trajimos especialistas para que realicen este tipo de cirugías de alta complejidad”.

Recalcó que “esto genera que luego nos quede capacidad instalada en nuestro hospital, incorporando estas prácticas que se terminan resolviendo a nivel local. Además, los pacientes y sus familias al quedarse en su lugar no deben sufrir el desarraigo”.