Durante el curso, los profesionales hicieron una evaluación ecográfica a mujeres embarazadas que concurrieron espontáneamente. Se evaluó el corazón de casi 100 fetos de la zona Norte neuquina.

El hospital Gregorio Álvarez de Chos Malal fue sede durante noviembre de una capacitación en Cardiopatías Congénitas, de la que participaron médicos, obstetras y enfermeros de la zona Norte y de otras regiones de la provincia.

La actividad fue organizada por un equipo del ministerio de Salud, a cargo del director general de Evaluación de Tecnologías, Martín Sapag, con el propósito de fortalecer el recurso humano local y la Red de Diagnóstico Prenatal.

Se contó con la participación internacional del docente de diagnóstico prenatal de cardiopatías congénitas y presidente de la Sociedad Uruguaya de Cardiología Fetal, Manuel Melnik, y del médico Tocoginecólogo del Servicio de Obstetricia del hospital Castro Rendón y referente en la Patagonia de la Red Federal de Medicina Fetal, Luis Fernández Miranda, quien dictó el curso.

“El encuentro tuvo una muy amplia concurrencia de médicos, obstetras y enfermeros de toda la zona Norte y de otras regiones de la provincia”, expresó Fernández Miranda y recordó que estas instancias sirven “para que el personal de salud se entrene en el diagnóstico prenatal de cardiopatías congénitas y que sepan la importancia que representan dentro del equipo de diagnóstico prenatal”.

“Un diagnóstico realizado significa un alto impacto en la morbi-mortalidad perinatal, y todo eso se ve reflejado en el mejoramiento de la tasa bruta de mortalidad infantil, así como en una mejor calidad de atención de la población, con derivaciones oportunas y la optimización de la Red de Diagnóstico Prenatal, siendo Neuquén pionera en Latinoamérica”, agregó.

Durante la capacitación en Cardiopatías Congénitas, se programó una parte práctica donde los profesionales hicieron una evaluación ecográfica a mujeres embarazadas que concurrieron espontáneamente. Se evaluó el corazón de 100 fetos de la zona Norte neuquina.

Miranda destacó el alto nivel de satisfacción por parte de las embarazadas y de los profesionales y manifestó que “es muy importante continuar con este tipo de actividades en el interior de la provincia, no solo porque permiten una formación científica continua, mejorando el desarrollo profesional del interior, sino porque son una herramienta motivacional, estimulan el trabajo en equipo con los niveles de alta complejidad y consecuentemente estas son algunas variables que impactan en el control de gestión de calidad e inevitablemente en la morbi-mortalidad perinatal”.

Prevenir las cardiopatías

Una Cardiopatía Congénita (CC) es una anomalía en el corazón que gracias a los controles prenatales se puede detectar antes de nacer, o sea, cuando el bebé está dentro de la panza de la mamá. Alrededor de la mitad de los defectos cardíacos congénitos requiere cirugía en el primer año de vida, y la mayoría se solucionan con diagnóstico oportuno y tratamiento.

Para prevenir las CC es muy importante evitar el consumo de alcohol y drogas durante el embarazo; no ingerir ningún medicamento que no esté indicado por el médico; realizarse un examen de sangre para detectar la inmunidad contra la rubéola; controlar el nivel de azúcar en sangre especialmente en las embarazadas con diabetes; y realizarse las ecografías periódicas para detectar cualquier problema y denunciarlo a la Red Federal Pública de Alta Complejidad.