Se espera para este jueves la visita del ministro del Interior, Rogelio Frigerio a fin de rubricar un acuerdo con el gobernador Omar Gutiérrez que ponga en marcha la primera etapa de los trabajos. Se trata de las Tomas ‘2 de Mayo’ y ‘7 de Mayo’ pertenecientes al lote Z 1 en el oeste de esta capital, las obras involucran viviendas y servicios para más de 1700 familias.

El gobierno de la Provincia rubricará este jueves con el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio y con la Secretaria de Hábitat y Desarrollo Humano, Marina Klemensiewicz, los acuerdos para poner en marcha la primera etapa de un ambicioso proyecto de infraestructura, viviendas y servicios por 160 millones de pesos en el oeste de esta capital.

Para ello, se espera para este jueves la visita a Neuquén del ministro Frigerio quien, junto al gobernador Omar Gutiérrez, anunciarán una serie de obras y firmarán los acuerdos respectivos tanto con Provincia como con el gobierno municipal de Neuquén.

Está previsto que ese día Gutiérrez y Frigerio recorran los sectores de la ciudad denominados Tomas ‘2 de Mayo’ y ‘7 de Mayo’, dentro del lote Z 1 en el oeste neuquino, precisamente donde el gobierno de la provincia a través del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo del Neuquén (IPVU) tiene marcha un proyecto ambicioso de viviendas y urbanización, con un tiempo de ejecución de cuatro años, esto es, toda la actual gestión de gobierno.

La primera etapa ya fue aprobada y fueron remitidos a la Provincia los fondos del anticipo financiero para su puesta en marcha. La inversión de esta etapa inicial alcanza los 160 millones de pesos y beneficiará a 1700 familias; mientras que la obra en su total amplitud superará los 500 millones de pesos.

Este primer paso en estos dos sectores involucra tareas que el IPVU ya puso en marcha, como redes de agua hacia la Toma 7 de Mayo extensible hasta el Sector Peumayen; el nexo correspondiente a esta obra; los desagües pluvioaluvionales; y la instalación de energía eléctrica cuyo proyecto está a cargo de la Cooperativa Eléctrica CALF. Los trabajos también incluyen la construcción de un centro comunitario.

Según informó esta mañana, el titular del IPVU-ADUS, Marcelo Sampablo “lo más significativo de este proyecto no son sólo las obras sino, el trabajo de acompañamiento social que tendrá la gente desde el mismo inicio de las obras y es por ello, que se habla desde el concepto de hábitat y no de viviendas, puesto que se concretará la regularización dominial y las mensuras de los terrenos”.

“Cabe señalar –agregó el funcionario- que este gobierno nacional creó la subsecretaría del Hábitat y Desarrollo Humano, a cargo de Marina Klemenpara para trabajar la construcción de viviendas en todo el país, no solamente desde la ejecución edilicia de las mismas sino, desde la mirada de la construcción de hábitat”.

“Es decir -sostuvo Sampablo- que se resuelve la situación de estas tomas con la instalación de los servicios básicos y que la gente viva con dignidad. En tanto que el objetivo primordial de esta iniciativa con sentido de hábitat es lograr que la gente se arraigue al barrio, reubicando algunas familias que actualmente ocupan zonas de riesgo o de desagote aluvional; además se abrirán nuevas calles y se trazará toda la conectividad con el resto de ese sector del oeste neuquino”.

“La meta es comenzar con las obras en estas dos tomas del sector Z 1, esto es, ‘2 de Mayo’ y ‘7 de Mayo’, un total de 1700 familias, y luego extender los trabajos hasta Almafuerte y superando el área del Hipódromo, lo que hoy se denomina Sector 11. Es un proyecto ambicioso cuya primera etapa ya está en ejecución por 156 millones de pesos”, confirmó el presidente del IPVU.

En cuanto a otras obras que la Provincia tiene en marcha, Marcelo Sampablo adelantó que “antes del 15 de octubre próximo, el gobierno de la provincia tendrá licitadas la construcción de 1300 viviendas para todo el territorio, de un total de 1800 que se acordaron con el actual gobierno nacional”.

“En general –dijo- tenemos en marcha distintos procesos licitatorios que antes que finalice el año deben iniciarse, como son el caso de Junín de los Andes, Añelo, Loncopué, Neuquén capital, San Martín de los Andes y Chos Malal, entre otras localidades”.