Personal del Ente Provincial de Agua y Saneamiento realiza tareas de reparación que se extenderán hasta las 16 aproximadamente.

Operarios del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) se encuentran realizando tareas de empalme en calles María Curie y Saavedra de la ciudad de Neuquén, por lo que el suministro de agua potable está interrumpido en el barrio Militar.

Además, por los mismos motivos el barrio La Sirena podría experimentar baja presión. Las tareas se extenderán hasta las 16 horas de este viernes aproximadamente. Se solicita a los vecinos hacer un uso responsable del agua hasta que se normalice el servicio.