Fue encabezado por el nuevo ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, y nucleó a todas las provincias. Se buscó acordar criterios generales y abrir el diálogo a los aportes de cada representante provincial.

La subsecretaria de Producción, Amalia Sapag, participó -en representación de la provincia del Neuquén- de una reunión del Consejo Federal Agropecuario, que fue presidida por el nuevo ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez.

Durante el encuentro, las provincias solicitaron políticas públicas coordinadas entre gobierno nacional, las jurisdicciones provinciales y productores, un fondo compensatorio para bajar costos de mano de obra en la Patagonia, que por compensación por zona desfavorable se eroga al menos 20 por ciento más por trabajador, revisar las existencias nacionales por 53 millones de cabezas solicitando a Senasa hacer relevamientos regionales, ajustando la metodología, y que las políticas públicas en materia agroindustrial puedan tener un nivel apropiado de previsibilidad a largo plazo, entre otros puntos.

Cabe destacar que el ministro de Producción e Industria de la provincia, Facundo López Raggi, había hecho el reclamo al ministro nacional saliente por la apertura a la exportación de la vaca conserva en dos oportunidades y esto se sumó a otros pedidos que había llevado adelante la diputada nacional Alma Sapag.

El ministro Domínguez sostuvo que “los productores argentinos son constitutivos de nuestra identidad nacional y son los que toman riesgo y le ponen el hombro al país” y agregó: “Sepan que voy a estar poniendo todo el empeño para que cada uno pueda dar lo mejor de sí. Sé que el sector tiene mucho para dar, voy a estar al lado de los productores y tienen que tener la posibilidad de dar lo mejor de si para que a la Argentina le vaya bien”.

“Quisiera la racionalidad de un método de trabajo que nos permita administrar y optimizar las capacidades y los recursos disponibles”, expresó e indicó: “Quiero debatir con cada representante de las provincias el modelo de ministerio que la Argentina necesita para cuidar la tierra, para que al productor le vaya bien, y para tener un modelo de industrialización que el mundo nos está demandando”.

Domínguez habló de “reconvertir el ministerio con una visión de la agricultura y ganadería de hoy, y con vocación exportadora, con el INTA enfocado en la mejora tecnológica y el Senasa en la certificación de procesos”.

Comentó que se presentará un proyecto de ley de Consejo Agroindustrial este jueves y anunció una medida intermedia: “administración regulada hasta fin de año para exceptuar la vaca conserva de la limitación para exportación”. Solicitó que “aquellos frigoríficos que no participaron de la cuota hagan la presentación pertinente a la secretaría para avanzar en la concreción de exportaciones”.