El gobernador Gutiérrez lo presentó en conferencia de prensa acompañado por el coordinador del organismo en Argentina, Roberto Valent. Se trabajará en las áreas de formación de mujeres líderes, adaptación y mitigación del cambio climático y construcción de ciudades sustentables.

La provincia del Neuquén y la Organización de Naciones Unidas (ONU) firmaron esta mañana una carta de cooperación mutua para desarrollar políticas públicas y acciones en las áreas de formación de mujeres líderes, adaptación y mitigación del cambio climático y construcción de ciudades sustentables.

El documento fue presentado en conferencia de prensa por el gobernador Omar Gutiérrez junto con el coordinador residente de las Naciones Unidas en Argentina, Roberto Valent, y participaron el jefe de Gabinete, Sebastián González, la ministra de Niñez, Adolescencia y Juventud, Sofía Sanucci;  la ministra de Gobierno y Seguridad, Vanina Merlo, y el secretario de Desarrollo Territorial y Ambiente, Jorge Lara.

Se enmarca en las pautas establecidas en el Marco Estratégico de Cooperación de las Naciones Unidas MECNUD 2021-2025; la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

“Para nosotros como provincia es muy importante esta integración institucional con la ONU porque le da un basamento con más rigor científico y técnico a todas las instancias y desafíos que debemos emprender, aprovechando todas las curvas de aprendizaje que tiene la ONU en el mundo para construir políticas públicas”, afirmó el gobernador.

Destacó que los lineamientos de la carta se lograron “en tiempo récord, porque nos reunimos no hace mucho tiempo y en 30, 45 días establecimos las pautas de vinculación, los objetivos estratégicos de dicha vinculación y del espíritu colaborativo de la ONU y el gobierno de la provincia”.

Explicó que los temas seleccionados para trabajar no son excluyentes, sino que son la base para poder avanzar en diferentes programas y necesidades dinámicas que puedan surgir con los recursos especializados con trayectoria en el mundo que la ONU nuclea y articula.

Entre esos programas, el que se refiere a la formación de mujeres líderes “tiene por objetivo el empoderamiento completo de las mujeres en una política de igualdad de género, para que esas mujeres lideren procesos de construcción de ciudadanía”, señaló. También se trabajará en programas de promoción y el fortalecimiento de los derechos humanos y de integración en el hábitat, haciendo foco en la participación de la niñez, la juventud y la adolescencia.

La variable del cambio climático

El gobernador aclaró que todas las áreas de trabajo están atravesadas por la nueva variable del cambio climático, que es necesario incorporar a cualquier planificación de políticas públicas actual debido a las consecuencias que acarrea.

Entre ellas se encuentran, por un lado, la generación de lluvias y tormentas que descargan gran cantidad de agua y generan trastornos en la zona de Vaca Muerta, Añelo y Rincón de los Sauces, y por otro la sequía que desde hace una década afecta a las tres principales cuencas hídricas que atraviesan la provincia.

“Si no la incorporamos vamos a conseguir un nuevo problema, porque no vamos a construir ciudades sustentables y sostenibles, con crecimiento armónico. Los cambios climáticos debemos tenerlos en cuenta en el cuidado del medio ambiente, en la utilización eficiente y racional de las fuentes de generación de energía, en la transición energética que el mundo está llevando adelante”, señaló.

“Al momento de realizar un proyecto y buscar el financiamiento de un banco o de un organismo multilateral de crédito, es necesario incorporar esa variable estimando distintos escenarios para poder prevenir desde la mitigación hasta las consecuencias de esos cambios. Es requisito esencial que en cada acto administrativo, en cada debate y cada instancia empecemos a cambiar la cabeza y los incorporemos, para ir readecuando y rediseñando la inversión.”, aseguró Gutiérrez.

Explicó que los otros temas que se irán desprendiendo de estos lineamientos básicos “requieren de un abordaje interjurisdiccional, en línea entre el gobierno nacional, provincial y municipal construyendo procesos de coordinación y de integración horizontal”, y se relacionan con “la lucha contra el narcotráfico, contra los consumos problemáticos, contra el abuso sexual infantil, con la prevención del suicidio, el abordaje de la discapacidad y de la diversidad, construyendo justicia social territorial”.

Por su parte, Valent aseguró que la perspectiva de la ONU “es la mirada de la provincia. Estuvimos hablando sobre la matriz productiva, sobre la transición energética en un rumbo de sustentabilidad, y hay que aprovechar todos los ejes”, y que “el país, su economía y su gente, contribuyen de manera muy baja al calentamiento global a nivel global con un 0.7 por ciento, eso es excelente”.

Resaltó que la matriz productiva en un país como Argentina toma en cuenta sus activos naturales, ambientales y humanos, y que en el caso de Neuquén “es una provincia fundamental con sus varios activos a nivel económico, social y medioambiental, que son centrales. Me parece excelente que se esté focalizando en el empoderamiento de la mujer, que es más del 50 por ciento del mundo”. “Este marco de entendimiento firmado es un punto de entrada claro y clave en la provincia. Vamos a ir avanzando de manera articulada bajo liderazgo provincial”, finalizó.

Acerca de la carta

La carta firmada hoy tiene una vigencia de cuatro años y establece como objetivo del gobierno de la provincia “propiciar el desarrollo humano de toda la ciudadanía neuquina en el marco de una coordinación efectiva para el diseño y ejecución de políticas públicas integrales e interdisciplinarias, con un sentido plural y democrático, guiados por un enfoque de derechos”.  Esto, “promoviendo el paradigma de la sostenibilidad desde sus múltiples dimensiones (ambiental, social, cultural económica, institucional, comunitaria), para generar entornos más seguros, accesibles, igualitarios y sostenibles, para la mejora de la calidad de vida de las personas, contemplando para ello cuestiones ambientales, sociales y económicas”.

Para ello ambas partes se comprometen a “colaborar recíprocamente y brindar sus mayores esfuerzos tendientes a analizar, planificar y/o coordinar acciones conjuntas, fortaleciendo la capacidad de gestión en clave de prevención, promoción, protección, atención integral y en miras de construir ciudades sostenibles, equitativas y justas”.

Se acordó privilegiar la cooperación técnica y de coordinación en las siguientes áreas:

1- Cooperación interinstitucional y asistencia técnica para la creación de la escuela de liderazgo y conducción para mujeres, para potenciar el liderazgo, las habilidades y aptitudes de las mujeres, priorizando las capacidades de negociar e influenciar con impacto y oportunidades en el medio social, detectando y mitigando las barraras sociales a la participación política, económica y social de las mujeres.

2- Cooperación interinstitucional y asistencia técnica para la elaboración e implementación de acciones de adaptación y mitigación del cambio climático, con el objetivo de implementar acciones de carácter integral y no sectorial en miras de ciudades sustentables y sostenibles.

3- Asistencia técnica y de cooperación articulada para la implementación del programa de integración urbana en clave de derecho a la ciudad y la creación de un fondo que permita la implementación del mismo, con el objetivo de densificar las ciudades, promoviendo la integración social, la mixtura social, los espacios públicos y la cohesión social.