Con motivo de fortalecer las estrategias de promoción y prevención de la enfermedad, ayer se realizaron diversas actividades.

Se conmemoró ayer el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Cuello Uterino. Por este motivo, se realizó una marcha familiar y una prueba atlética en el Parque Norte de la ciudad de Neuquén para fortalecer las estrategias de promoción y prevención de esta enfermedad. La actividad fue organizada por el hospital Castro Rendón.

Con una marcha familiar de 2 kilómetros  y una prueba atlética de 10 kilómetros se realizaron tareas de difusión con recomendaciones, banderas, carteles y entrega de volantes en todo el circuito. Colaboraron las distintas áreas del hospital -oncología, radioterapia, ginecología, anatomía patológica y cooperativa-, el ministerio de Salud y Desarrollo Social, con referentes del Programa de Rastreo de Tumores, y el Sistema Integrado de Emergencias de Neuquén (SIEN).

Desde el stand de Salud y junto al servicio de Anatomía Patológica se ofreció la posibilidad de realizarse auto-tomas para el Virus del Papiloma Humano (VPH),  que podían llevarse a cabo en un baño químico instalado en el lugar.

Además, se brindó información sobre otras actividades de salud, como ambientes libres de humo, vacunación y alimentación saludable, entre otras.

El evento fue declarado de interés por la Legislatura provincial y contó con el apoyo de múltiples entidades. Entre ellas ONG como Rosa Fénix (asociación de sobrevivientes al cáncer de mama) y un grupo de enfermeras jubiladas del Sistema de Salud. Los fondos recaudados fueron destinados al servicio de Oncología del hospital Castro Rendón.

El motivo de la fecha

El Día de la Lucha contra el Cáncer de Cuello Uterino (CCU) es una posibilidad de incrementar la visibilidad de que esta enfermedad, que es causada por algunos tipos de Virus Papiloma Humano o VPH (más de 100 tipos), se puede prevenir y tratar.

Tener el virus no significa que se va a desarrollar cáncer de cuello de útero, ya que en muchos casos el virus desaparece solo, sin causar ninguna manifestación o síntoma en el cuerpo; pero en otros, el virus se torna persistente, pudiendo provocar lesiones que con el tiempo pueden convertirse en cáncer.

Por ese motivo, las mujeres desde los 30 años y hasta los 64 años deben realizarse el test de VPH y el Papanicolaou (PAP) para poder detectar el virus o las lesiones precozmente. El test es un método de detección accesible y gratuito, que se puede solicitar en todos los hospitales y centros de salud de la provincia.

Durante esta semana muchos centros de atención ofrecerán consultorios con acceso libre, sin turno y se podrá acceder a los estudios de VPH, PAP, sangre oculta en materia fecal y solicitar turnos para mamografía.