Se trata de una propuesta de capacitación orientada a los municipios que pretenden una producción estacional y desarrollo agroalimentario sostenido, emplazando en un mismo predio una batería de invernaderos familiares o de uso asociativo.

Con el objetivo de realizar una capacitación abierta a la comunidad en armado y manejo de invernaderos, e iniciar los trabajos de instalación de una batería de  macrotúneles, integrantes del equipo técnico del programa PRODA del ministerio de Producción e Industria viajaron a Loncopué.

De esta manera el gobierno local, encabezado por el intendente Walter Fonseca, impulsó la propuesta y se dio inicio a los trabajos que tiene por meta el armado de 10 invernáculos en el predio productivo municipal, lindante a la planta de Faena, que la Municipalidad de Loncopué dispuso para llevar adelante la experiencia.

Estas baterías de invernáculos concentran la actividad productiva de las familias participantes, comparten instalaciones de riego y cerramiento perimetral, y reciben el acompañamiento y seguimiento técnico por parte del equipo técnico del programa. Se prevé además que se conviertan en futuros centros de capacitación y puntos de comercialización de la producción agroalimentaria local.

Al respecto, el director del programa PRODA, Aldo González destacó que “este tipo de iniciativa, compartidas e impulsadas junto a los municipios neuquinos, nos permite la sensibilización respecto de las virtudes de la agricultura urbana, y además, continuar impulsando políticas locales de producción de alimentos, en sintonía con el cuidado del ambiente y una alimentación saludable”.

Detalles del plan

Se trata de una propuesta orientada a los municipios que pretenden una producción estacional y desarrollo agroalimentario sostenido para la localidad, emplazando en un mismo predio una batería de invernaderos familiares o de uso asociativo.

Hasta ahora, San Patricio del Chañar, Zapala y Loncopué son las tres localidades que aceptaron el desafío y están en distintos grados de ejecución del plan. De este modo se busca generar un espacio productivo, social, terapéutico y educativo, bajo principios de la Agricultura Urbana, la Agroecología y la Alimentación Saludable, para producir bajo cubierta plantines, hortalizas, aromáticas y florales, y se tenga acceso a un centro de capacitación, y futuro punto de comercialización de productos de la huerta.

Para la incorporación de los municipios al plan, las comunas deben disponer de un terreno que reúna las condiciones técnicas, aportar las maderas de las estructuras, la mano de obra general y el sistema de riego troncal.

Por su parte el programa PRODA, asume el compromiso de la transferencia de conocimiento, armado de los primeros invernáculos, entrega del polietileno para la totalidad de la batería, junto a las cintas de goteo que conforman el sistema de riego interno de cada macrotúnel.

Luego, junto a las áreas de producción municipales se realiza la selección entre las familias postulantes, dando prioridad al espíritu emprendedor, la experiencia en la producción bajo cubierta y el interés por la producción agroecológica.

Entre las familias interesadas hay una gran expectativa por comenzar una actividad productiva que rápidamente beneficie sus economías domésticas e incluso, con el tiempo, puedan convertirse en emprendedores hortícolas dentro del mercado regional de agroalimentos.