El gobernador Omar Gutiérrez destacó que “es un convenio de estricta justicia fiscal que se vino trabajando durante todo el año”. La carta de intención fue rubricada por los gobernadores y Nación para adoptar un nuevo mecanismo de financiamiento del organismo nacional que no perjudique a las provincias.

El gobernador Omar Gutiérrez suscribió este mediodía junto a sus pares de todo el país una carta de intención para fortalecer las administraciones tributarias provinciales y de la Nación. El encuentro se realizó en la Casa Rosada con el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio.

Las provincias prestaron acuerdo para implementar el mecanismo de financiamiento que la AFIP tendrá para su funcionamiento y que había sido reclamado por casi todas las jurisdicciones ante la Corte Suprema de Justicia.

El mandatario señaló que para Neuquén “significará una deducción menor, de alrededor de 80 millones de pesos a valores actuales, ya que a partir de ahora la retención que hará la AFIP del 1,9 por ciento será solamente sobre los impuestos coparticipables percibidos por el fisco nacional y no sobre la totalidad de los impuestos”.

“Es un convenio de estricta justicia fiscal que se vino trabajando durante todo el año”, manifestó Gutiérrez y felicitó a “los ministerios de Economía de todas las provincias y a la AFIP por lograr un acuerdo que además establece la complementariedad, la integración y el trabajo conjunto en el intercambio de la información entre la AFIP y las direcciones de Rentas de las provincias”.

De esta manera, se adoptará la propuesta que las provincias habían consensuado en el ámbito de la Comisión Federal de Impuestos, que implica que cada jurisdicción aportará al funcionamiento de la AFIP en proporción a los recursos que recibe, eliminando la metodología vigente que perjudicaba a las provincias.

Asimismo, se acordaron mecanismos de colaboración entre la AFIP y todas las administraciones tributarias provinciales para el fortalecimiento de las tareas de intercambio de información, actividades conjuntas de fiscalización y control, y otros servicios que la AFIP pueda brindar a las direcciones provinciales de Rentas. En este sentido, se prevé la creación de una Comisión Federal de Coordinación de Ingresos Fiscales entre la AFIP y las provincias para la coordinación y seguimiento de las actividades y objetivos acordados en la carta de intención.