PRODA avanza en la construcción de una nueva unidad productiva en la casa de altos estudios. También, se brindarán talleres a partir de octubre.

El programa PRODA del ministerio de Producción e Industria y la dirección de Deportes de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), avanzan en la instalación y puesta en funcionamiento de una nueva huerta protegida en la ciudad de Neuquén.

La unidad productiva está ubicada en proximidades del polideportivo Beto Montero, conocido coloquialmente como El escondido, que la universidad tiene en el asentamiento de la zona de bardas de la capital neuquina.

A través de un convenio firmado por ambas instituciones, se dio lugar este año al diseño, cercado del perímetro y armado de las estructuras básicas para dar forma a la huerta, que tiene una capacidad inicial de 15 plazas, para que los nuevos agricultores urbanos que se sumen a la propuesta puedan cultivar sus propios alimentos durante todo el año.

En tal sentido, y con la participación sostenida de miembros de la comunidad universitaria y vecinos de la zona circundante, la huerta ha comenzado a tomar forma.

Se construyó un invernadero plantinero, se acondicionó el cierre del predio productivo y se distribuyeron los bancales individuales para el cultivo de las hortalizas, abriendo la convocatoria para los y las interesadas en trabajar la tierra.

Las personas que quieran acceder a una superficie productiva individual, como así también para aquellas que simplemente quieran acercarse a las capacitaciones y encuentros técnicos, pueden hacerlo sin tener que pertenecer necesariamente a la comunidad universitaria.

Al respecto, el director del programa PRODA, Aldo González, sostuvo que “la huerta está abierta a los vecinos y vecinas que quieran iniciarse o rencontrarse con esta antigua y grata tarea que consiste en trabajar la tierra y producir alimentos”.

Como es habitual en estos casos, el programa designó a una profesional de la agronomía para acompañar y realizar un seguimiento técnico de los procesos productivos y el despliegue general de los trabajos.

En tal sentido una vez por semana, los días miércoles a las 9 de la mañana, huerteros y huerteras e incluso vecinos del lugar, se reúnen para capacitarse y trabajar en forma coordinada.

Circulación de los saberes

Incorporada como una clave institucional del programa, las capacitaciones técnicas sobre temáticas productivas son una constante en las acciones diarias. “De hecho, el PRODA no  entrega ningún tipo de insumos, se trate de semillas o hasta invernaderos, si ese recurso no está asegurado por una capacitación previa que garantice su óptima utilización”, aseguró González.

A tal efecto y hasta el momento, se han dado capacitaciones sobre construcción de invernaderos, técnicas de compostaje y siembra de especies hortícolas, y se prevé un nuevo encuentro tipo taller sobre armado de canteros, para el miércoles 5 de octubre a las 9 en instalaciones de la nueva huerta. La capacitación no requiere inscripción previa, solo concurrir al lugar el día  y horario indicados.