La subsecretaría de Producción intervino ante mortandad de animales en Loncopué

diciembre 21, 2011

Se dispusieron una serie de medidas tras la muerte de chivos que eran trasladados a la veranada. Analizan si fue como consecuencia de una enfermedad infecciosa o intoxicación.

La subsecretaría de Producción, dependiente del ministerio de Desarrollo Territorial, informó que se tomó intervención para determinar cuáles fueron las causas de la mortandad de caprinos en cercanías de Loncopué.

En las últimas horas se remitieron muestras al Laboratorio del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) en San Carlos de Bariloche, lo que permitirá conocer si la muerte se produjo por una enfermedad infecciosa o intoxicación.

El subsecretario de Producción, Javier Van Houtte, explicó que “una vez notificados de lo sucedido se dispuso una serie de acciones para conocer el motivo de la mortandad y se informó inmediatamente al Senasa”.

La mortandad se produjo el lunes en la zona denominada Cajón de Almaza, a unos cinco kilómetros de Loncopué. Por ese sector transitaba un productor oriundo del paraje Pilmathué, con más de 500 animales -entre chivos, ovejas y vacas- a pastar a la precordillera, en lo que se conoce como “veranada”.

Una vez que fue notificado el personal de la Agencia de Producción de Las Lajas, se intervino desde la subsecretaría de Producción, disponiendo que un veterinario concurriera al lugar. El profesional tomó contacto con el productor para conocer la situación de los animales desde el punto de vista sanitario y realizar necropsias. Las muestras se remitieron al Laboratorio de Sanidad Animal del INTA Bariloche para su análisis, contando para ello con la colaboración de la municipalidad de Loncopué.

Según se informó, se sospecha que la mortandad haya sido como consecuencia de una enfermedad infecciosa (enterotoxemia), que produce la muerte súbita de animales no vacunados.

Dada la escasez de pasturas y la utilización de caminos no habituales para el arreo de los animales, también es posible que hayan ingerido alguna planta tóxica común en la región (Huecú), por lo que no se descarta una intoxicación alimenticia como causal de la mortandad.