El EPAS negó "categóricamente" el derrame de líquidos cloacales en la localidad.

El gobierno de la Provincia, a través la UPEFE, ejecutó durante 2015 la obra de ampliación de la planta de tratamiento de efluentes de Junín de los Andes, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los habitantes de la localidad.

La obra, valuada en 28 millones de pesos, consiste en el aumento de la capacidad de tratamiento de los efluentes cloacales, incrementando el caudal de la población actual de 17 mil habitantes a una proyección de 23.500 personas.

Para la ejecución se utilizó el mismo predio en donde funcionaban las lagunas de tratamiento existentes, con el fin de realizar un proceso más eficiente. Para ello,  se construyó una cámara de ingreso, se incorporó equipamiento electromecánico, sistema de aireación y sistemas de recirculación, además se realizó el montaje de cañerías de interconexión entre lagunas, sala de tableros eléctricos y se mejoró la obra de descarga.

La obra se encuentra en funcionamiento y está siendo operada por parte de la contratista, la cual debe poner en régimen el proceso antes de que la misma sea entregada en forma definitiva al Ente Provincial de Agua y Saneamiento.

Es importante señalar que desde el Ente se están realizando los controles correspondientes sobre la calidad de los vertidos en forma conjunta con el municipio de Junín de los Andes, a fin de supervisar la puesta en régimen de la obra.

Por esta razón, el EPAS negó «categóricamente» lo denunciado por los delegados de la Junta Interna de ATE en el organismo, en cuanto a un derrame de líquidos cloacales y a la falta de equipamiento, dado que hoy la planta se encuentra operando y en pleno funcionamiento.

Puntualmente, precisó,  la coloración verdosa que se percibe a la salida del emisario en el río Chimehuín, se debe a la floración algal producto del tratamiento a través de lagunaje, que no causa otra cosa más que un impacto visual que se hace más perceptible en temporada de estiaje del río.

En este sentido, desde el EPAS se informó que se está proyectando la implementación de filtros de algas con el objetivo de minimizar este efecto.