Por la Emergencia Hídrica, Social y Productiva, declarada en agosto del 2021 por el gobernador Omar Gutiérrez, la provincia ha invertido 900.451.491 pesos en diferentes obras y acciones tendientes a garantizar la provisión de agua para consumo y riego en todo el territorio provincial.

En un trabajo en conjunto entre organismos del gobierno provincial y municipios y en respuesta a la emergencia hídrica que afecta las actividades agropecuarias y compromete el acceso al agua para consumo humano en áreas rurales y centros urbanos; se han llevado adelante una serie de obras y acciones que incluyen inversión en proyectos integrales, maquinarias, aportes con distintos objetivos, limpieza y mantenimiento de los diferentes cauces de agua.

Hasta el momento se ha invertido un total de $ 900.451.491. Cabe destacar que, si bien las acciones tendientes a garantizar la provisión de agua para consumo y riego son -en su mayoría- de alcance provincial, se ha asistido de forma particular – por las características de cada lugar y las necesidades planteadas-, a cerca de 50 localidades entre municipios y parajes, de los departamentos Minas, Chos Malal, Loncopué, Zapala, Ñorquin, Catan Lil, Huiliches, Pehuenches, Aluminé, Lácar, Añelo y Confluencia.

Las acciones contemplan: estudios de sondeos para perforación, perforaciones, maquinarias, repuestos, equipos de bombeo, obras de agua y saneamiento, limpieza y mantenimiento de arroyos y cauces de agua, además de aportes destinados a la distribución de agua potable y para riego, y particularmente para los productores aportes para la compra de fardos, granos y balanceados, el traslado y comercialización del ganado.

En agosto del 2021, a causa de la situación que presentaban las cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Colorado con una persistente sequía de más de 10 años – producto de las escasas nevadas y ausencia de precipitaciones-, el gobernador Omar Gutiérrez declaró, mediante el decreto provincial N° 1379/21, la Emergencia Hídrica, Social y Productiva en toda la provincia, que contemplaba también la Emergencia y/o Desastre Agrario por sequía en todo el territorio provincial y creó el “Comité de Emergencia Hídrica, Social y Productiva”.  Dicha norma fue prorrogada en febrero de este año por el decreto 268/22.

La declaración estableció la conformación del “Comité de Emergencia Hídrica, Social y Productiva”, conformado por los ministerios de Economía e Infraestructura, de Energía y Recursos Naturales, de Producción e Industria, de Gobierno y Educación, y las secretarías General y Servicios Públicos y de Desarrollo Territorial y Ambiente; encargado de coordinar y priorizar las acciones necesarias para para mitigar los efectos de la emergencia.

Desde el primer momento, dicho comité, ha mantenido reuniones periódicamente para evaluar, y coordinar las distintas obras y acciones, complementando este trabajo con el relevamiento “en terreno” por las áreas de gobierno y el acompañamiento a intendentes y a las distintas organizaciones de productores del interior, con beneficios tributarios, crediticios y sociales.