El sector generó 1.572 puestos de trabajo directo. Hubo incrementos en la producción de minerales, principalmente de áridos, y también en su valor agregado. Las exportaciones aumentaron en 2019 un 58 por ciento. Por primera vez se hizo una exportación de cuarzo a Estados Unidos.

Según los datos estadísticos recopilados por la dirección provincial de Minería -dependiente del ministerio de Energía y Recursos Naturales-, el valor de la producción minera en 2019 creció 58 por ciento en comparación a 2018, pasando de 784,3 millones de pesos a 1.238 millones de pesos. El 59 por ciento correspondió a rocas de aplicación y el 41 por ciento restante a no metalíferos. El incremento en el valor de la producción se explica principalmente por los minerales exportados y porque cotizan en dólares.

En cuanto al volumen, Neuquén produjo un 13 por ciento más de minerales al extraer el año pasado 3.537.780 toneladas. Impactó en ese crecimiento la producción no convencional de hidrocarburos, que demandó un 17 por ciento más de áridos. Los departamentos donde se extrae este tipo de material son principalmente los de Añelo y Confluencia.

En 2019, la provincia exportó 84.359 toneladas de minerales. Comparado con el año anterior, se envió un 58 por ciento más en cantidad, mientras que el valor de la producción creció 31 por ciento. El mineral que registró mayor crecimiento es el yeso, utilizado para la fabricación de agrominerales. Su demanda y exportación aumentó en 14.300 toneladas respecto a 2018 y en más de 73 millones de pesos su valor de producción.

Entre los minerales más exportados por su valor se encuentran la caliza, utilizada para la fabricación de cal, cemento y agrominerales; la dolomita, necesaria para hacer cemento y también agrominerales; la asfaltita, requerida para cementar pozos petroleros, construir asfalto y también utilizada por la industria metalúrgica; y el cuarzo,  al que se la da múltiples usos: instrumentos ópticos, gemas, placas de oscilación y papel lija.

En tanto, entre los minerales más exportados por volumen se ubicó en primer lugar la dolomita, seguida por la caliza, el yeso, la asfaltita y el cuarzo.

La exportación de yeso tuvo como principal destino Chile, la asfaltita fue destinada principalmente a Brasil, mientras que a Estados Unidos llegaron los primeros envíos de cuarzo.

Cabe destacar que la mayor cantidad de productos minerales que se exportan son industrializados en la provincia, mientras que solo el nueve por ciento se exportan en bruto. Respecto a la cantidad de puestos de trabajos generados por la actividad minera y los yacimientos activos, hubo una caída del 14 por ciento y del siete por ciento, respectivamente. La disminución de mano de obra está vinculada al cierre de diez yacimientos entre 2018 y 2019.  Sin embargo, la actividad registró en el último año la creación de 1.572 puestos de trabajo directo.

La actividad minera en tiempos de pandemia

La actividad minera se encuentra activa en todo el país, retomando lentamente su actividad industrial al ritmo que imponen los estrictos protocolos sanitarios y la alicaída demanda de los minerales y sus productos. La provincia del Neuquén no es la excepción: la zona centro, con eje en Zapala, continua poniendo en marcha fábricas de cemento, de cal y de agrominerales, entre otros productos.