La Asociación Argentina de Criadores de Corriedale inspeccionó la cabaña de la Estación Experimental Campana Mahuida, otorgando esa categoría y destacando el mejoramiento genético que se realiza.

La Estación Experimental Campana Mahuida, dependiente de la subsecretaría de Producción, fue registrada como “socio criador” en la Asociación Argentina de Criadores de Corriedale por la cabaña de ovinos de esa raza con la que cuenta. De esta manera, la genética que se ofrece al sector productor neuquino tiene este sello distintivo para la Patagonia, en una región del país en la que sólo hay cabañas de estas características en Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Días atrás representantes de la institución realizaron una gira de inspección, selección y registro de los reproductores que tiene el establecimiento productivo ubicado en cercanías a Loncopué, obteniendo muy buenos resultados. Se aprobó e inscribió como “Asociación Corriedale” (categoría similar al puro por cruza o puro controlado) a 99 animales, el 70 por ciento del total inspeccionado. Se trata de 60 ovejas, 28 borregas y 11 carneros.

El inspector que estuvo a cargo de las tareas destacó la pureza racial de la majada de Campana Mahuida y el trabajo que se viene realizando con esta raza de “doble propósito”, de la cual se aprovecha tanto la lana como la carne.

En el caso de Corriedale, para el desarrollo de las distintas técnicas que se implementan apuntando a la provisión de genética superior al sector productivo se han comprado reproductores puro pedigree en Santa Cruz.

El trabajo realizado en los últimos años permitió  avances en la mejora genética para esta especie y raza, a través del aumento de peso de los corderos, mejoras en la prolificidad de las madres, y un aumento en la producción individual de lana.

Se trata de características a las que pueden acceder los productores neuquinos para optimizar sus rodeos, al tener a disposición animales genéticamente mejorados de Campana Mahuida. Además, la lana es muy valorada por las artesanas.

Laboratorio

Los principales objetivos de la chacra provincial, que pertenece al ministerio de Producción y Turismo, son la provisión de genética de punta caprina de raza Angora y ovina de razas Corriedale y Merino destinada al sector productivo, además de constituirse en un centro demostrativo de prácticas productivas en ganadería y recursos forrajeros.

Se cuenta con un Laboratorio de Biotecnologías Reproductivas en Pequeños Rumiantes -único en la zona-, en el que se trabaja utilizando distintas técnicas que apuntan a multiplicar el potencial genético y mejorar la eficiencia reproductiva de los planteles.

Con una inversión de seis millones de pesos gestionados a través del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap) se construyeron instalaciones nuevas para fortalecer el trabajo del laboratorio y una sala de capacitación, una importante obra que será inaugurada próximamente.