Los trabajos fueron ejecutados por el IPVU y benefician 363 familias, en el oeste de la ciudad de Neuquén.

Autoridades de la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), inauguraron junto a vecinos del oeste de la ciudad, dos obras de tendido eléctrico, alumbrado público y acometidas domiciliarias, que beneficiarán a 363 familias de los sectores Peumayén y Nueva Jerusalén, del barrio Cuenca XV, y del asentamiento 2 de Mayo.

Los actos se realizaron el martes y fueron encabezados por el vicepresidente del organismo, Ricardo Fernández, y funcionarios de la dirección provincial de Hábitat y Urbanismo. Durante las actividades informaron a los vecinos que podrán solicitar a la Cooperativa Calf, que provee el servicio, la regularización de sus conexiones. Previo al inicio de las obras, el IPVU entregó a los vecinos las actas de tenencia de sus lotes para poder realizar los trámites administrativos.

Las obras benefician a varias familias de barrios del oeste de la ciudad.

En el caso de Peumayén y Nueva Jerusalén, se culminó la red de media tensión, set, red de baja tensión, alumbrado público y acometidas domiciliarias, para 175 familias. Por otro lado, en el asentamiento 2 de Mayo, se finalizó la red de media tensión, una subestación transformadora, la red de baja tensión, alumbrado público y acometidas domiciliarias. En este sector se verán beneficiadas 188 familias y desde el IPVU se informó que ya iniciaron los trámites de regularización un total de 183. La totalidad de las obras fueron financiadas con recursos del gobierno provincial.

Durante el acto Fernández explicó que estas inversiones “contribuirán en una mayor seguridad para estas familias, quienes desde ahora podrán acceder a los servicios de forma regular. Esto redunda en una mejor calidad de vida para ellos”.