Luego de 30 años de abastecer al sector con camiones cisterna, se inauguró la obra que demandó una inversión de 200 millones de pesos y se ejecutó de manera conjunta entre municipio, la Provincia y Nación.

Audio del gobernador Omar Gutiérrez

Audio del ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis

Audio del presidente del EPAS, Martín Herrera Desmit

Esta mañana quedó inaugurada la obra que abastece de agua potable a Colonia Rural Nueva Esperanza. Se trata de una obra que ronda los 200 millones de pesos y fue ejecutada en conjunto entre el municipio, la Provincia y Nación.

El gobernador Omar Gutiérrez junto al intendente de la ciudad, Mariano Gaido, y el ministro de Obras Públicas de la Nación Gabriel Katopodis inauguraron la obra de abastecimiento de agua potable Colonia Nueva Esperanza.

Los trabajos consistieron en la ejecución de un sistema de bombeo en la cisterna de la meseta, abastecida con agua potabilizada en la planta Mari Menuco mediante el ramal ll. La obra fue priorizada dentro del Plan Quinquenal de Desarrollo Provincial 2019-2023 y son financiados por el ENOHSa a través de la firma de un convenio marco con el Gobierno Nacional.

El gobernador destacó las obras que se construyeron en Colonia Nueva Esperanza como “la Escuela primaria, el Jardín de Infantes, la iglesia, una cancha de fútbol sintético, el Registro Civil Móvil, también ampliamos el centro de Salud, se instaló una comisaría y se aseguró el transporte público por el barrio pero siempre estaba presente la necesidad del agua potable”.

De esta manera “estamos construyendo justicia social barrial y hoy hay provisión de agua potable, una obra que se hizo en conjunto y en equipo, integrándonos”, subrayó el mandatario en referencia a los diversos organismos involucrados en la concreción y financiamiento de obras.

En la descripción de las tareas necesarias para la infraestructura, el gobernador destacó los trabajos “de Calf para la electrificación del tanque de agua, al EPAS que implementó un plan de desarrollo estratégico e integral y finalmente el aguante de los vecinos y vecinas que esperaron 30 años para la llegada del servicio”.

Así, “propiciamos y fortalecemos el arraigo en Colonia Rural Nueva Esperanza, siempre pensamos que hay que apalancar el arraigo por eso más de una vez tuvimos que hacer algún arreglo con empresas petroleras para garantizar el agua para el desarrollo productivo”, comentó y agregó: “Vamos a seguir trabajando para mejorar la calidad de vida de la comunidad”.

El ministro de Nación, Katopodis, destacó el trabajo mancomunado del municipio, Provincia y Nación “porque hubo una decisión de llegar con redes de agua y de mejoras a cada rincón de la ciudad”. También manifestó que “Neuquén tienen el pulso muy claro de lo que va a pasar hacia adelante, esa prosperidad requiere tener la convicción de que Argentina vale la pena y para que ese desarrollo sea pleno tenemos que llegar con servicios a todos lados”.

Por su parte, el intendente Gaido, se refirió “al trabajo estratégico en equipo porque 30 años el barrio estuvo esperando la posibilidad de contar con agua, porque este es un servicio esencial”.

Además, indicó que “cuando hablamos de una ciudad moderna tenemos que contar con servicios en todos los barrios y gracias a esta obra fundamental el barrio cuenta con una obra emblemática”.

Finalmente, el presidente del EPAS, Martín Herrera Desmit recordó que la comunidad “se abastecía de agua con camiones cisterna por eso esta es una obra muy sentida por la comunidad de la Colonia Rural Nueva Esperanza”.

El funcionario explicó el recorrido de infraestructura para garantizar el acceso al agua potabilizada que proviene del lago Mari Menuco y también anunció que “se instalará un sistema de micromedición para controlar el consumo mediante lectura remota”.

La infraestructura comprende una cañería de PVC de 970 metros de longitud y 160 milímetros de diámetro, cruza la Autovía Norte y abastece un tanque elevado de 145.000 litros, de 15 metros de alto ubicado en el corazón de la Colonia. Además, las tareas contemplaron la ejecución de las redes de distribución y la colocación de medidores, para un sector del barrio.

Se trata de una obra que ronda los 200 millones de pesos y fue ejecutada en conjunto entre el municipio, la Provincia y Nación.