Los trabajos demandaron una inversión de 2.333.726 pesos. Tras el siniestro ocurrido en el establecimiento escolar, la propuesta de la intervención tuvo como objetivo mejorar la calidad estética y recreativa del patio del jardín y también lograr que sea inclusivo.

Se concretaron importantes avances de refacción y adaptación del patio de juegos en el jardín de infantes N°43 “María Elena Walsh” de San Martín de los Andes.

Tras el siniestro del año pasado en la casita de madera que tenía el establecimiento, la propuesta de intervención respondió a la mejora de la calidad estética y recreativa del patio del jardín de infantes, como así también a lograr que éste sea inclusivo mediante la colocación de juegos exteriores.

La refacción y adaptación del patio de juegos en el jardín de infantes N°43 significó una inversión de 2.333.726 pesos.

Al respecto, la ministra de Educación, Cristina Storioni señaló que “esta inversión de 2.333.726 pesos es una muestra de la decisión del gobernador Omar Gutiérrez de priorizar la educación de la primera infancia y especialmente la educación inclusiva, apostando a la mejora de los espacios escolares de nuestros jardines de infantes, que cada día abrazan a nuestros niños y niñas”.

Patio seguro con juegos integradores

Entre los trabajos que se llevaron adelante está la construcción de medianeras, dando al jardín la seguridad necesaria, las condiciones de privacidad y calidad estética que el patio de juegos requiere.

En busca de fortalecer la educación inclusiva, en el patio se concretó el retiro de arena de los areneros, que se convirtió en plaza blanda con instrumentos musicales integradores; y se dejó un arenero pequeño relleno con arena fina.

La plaza blanda se realizó con baldosas anti-golpes de caucho reciclado, cuenta con un panel “tatetí” con columnas, un panel musical integrador y un panel musical carrillón con columnas. En tanto la plaza recreativa tiene una hamaca integradora con dos cintas y un butacón, un sector de juegos con resorte flor, caballito, monopatín, sube y baja doble, una trepadora, pasamanos y un tobogán tubo curvo.

Además se construyeron las expansiones de salas; se realizó un contra piso armado sobre terreno natural y sobre éste baldosas de piedra lavada, más un muro de elevación, y banco de madera. Se pintaron las puertas de salida a los patios y también las rejas metálicas.

Calidad estética del establecimiento escolar

Entre las obras, se destaca la construcción de dos muros medianeros con estructura de hormigón armado y terminación de ladrillo visto con junta rasada.

Las obras comprendieron la demolición de bordes de hormigón y mampostería en areneros existentes a fin de unificar los niveles con el patio. También el retiro de contra piso del sector del mástil, donde se construyó un pequeño escenario.

Además, se plantaron especies arbóreas, para ello se realizó una instalación de agua con cañería subterránea con aislante térmico, y se proveyó de manguera de riego perforada para el mantenimiento del césped.