El ministerio de las Culturas comparte la obra y el legado de Ricardo Rojas por su tarea de recopilación de los saberes de la cultura popular argentina.

Con motivo de celebrarse hoy, 29 de julio el Día de la Cultura Nacional, el ministerio de las Culturas resignifica el legado de Ricardo Rojas a partir de la definición de una política cultural que abraza las culturas, reconociendo la cosmovisión de los pueblos originarios, propiciando el encuentro y compartiendo saberes.

Ricardo Rojas es una figura central para la cultura argentina. Nació en Tucumán en 1882, y falleció en la ciudad de Buenos Aires el 29 de julio de 1957, día en el que se conmemora y se celebra el Día de la Cultura Nacional, en homenaje a su polifacética personalidad intelectual.

Movido por un espíritu federal, supo recopilar los saberes de la cultura popular argentina, y visibilizarlos a través de una extensa obra literaria, entre la que se destaca su Historia de la Literatura Argentina. Su preocupación por fomentar y construir una identidad y conciencia nacional, lo impulsó a crear la primera cátedra de Literatura Argentina en la UBA.

También investigó y realizó un trabajo lingüístico sobre los pueblos originarios de América, interesado por instaurar un verdadero diálogo con la cultura europea dominante en la época.

En la recientemente inaugurada Biblioteca Pública Provincial, espacio de resguardo y puesta en valor del patrimonio bibliográfico neuquino, es posible encontrar parte de la obra de este gran escritor, como la primera edición de “El Santo de la Espada”, donde retrata al General San Martín desde el lado más humano de la historia, y “El profeta de la Pampa: Vida de Sarmiento” y “Blasón de Plata”.

Se pone en valor el patrimonio cultural inmaterial, portador de la memoria colectiva y de la identidad, a través de la sanción de leyes que lo protege y resguarda, como es el caso de las Cantoras Campesinas del Norte Neuquino. Su difusión, a partir de encuentros, conversatorios y registros, permite que cada ciudadano y ciudadana conozca y se apropie de esta expresión cultural tan propia de nuestra provincia.

Se fomentan espacios de intercambio para nuestros artistas, donde la música, la danza, las artes plásticas, el cine, el teatro, integran universos de sentidos y de pertenencia, lenguajes que trascienden fronteras sin perder de vista lo local.