Como parte de los festejos, el Programa de Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT) organizó una capacitación virtual destinada a los equipos de salud.

Por el Día Mundial del Riñón, el ministerio de Salud, a través del Programa de Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT), organizó una capacitación virtual sobre la detección precoz de la enfermedad renal crónica. La fecha se celebra cada segundo jueves de marzo, por eso este año se celebra hoy, 9 de marzo. Dado que se trata de una enfermedad que no tiene cura, en la provincia se aborda desde la prevención, la promoción de hábitos saludables y su tratamiento.

“Es necesario entender la importancia de cuidar nuestros riñones y de llevar una vida saludable y activa. Desde el Ministerio de Salud venimos trabajando en distintas acciones de promoción y prevención en el territorio para que los neuquinos y neuquinas tengan una vida saludable, con acceso a la salud, destacó la ministra de Salud, Andrea Peve.

“Por otro lado, es importante mencionar que los equipos de salud se capacitan permanentemente en la detección precoz de Enfermedad Renal Crónica para brindar la mejor atención”, resaltó la ministra de Salud.

Capacitación

En ese marco, este mediodía, se llevó a cabo una capacitación virtual sobre la detección precoz de la enfermedad renal crónica, a cargo de Maximiliano Ramírez, médico nefrólogo, jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Castro Rendón.

Durante el encuentro se recordó que dicha enfermedad es el daño persistente en los riñones, que puede empeorar con el tiempo, siendo necesario realizar diálisis o trasplante.

Los riñones son órganos que filtran los residuos y el líquido extra de la sangre para producir orina. Además, realizan otros trabajos importantes tales como controlar los minerales en el cuerpo, ayudar a mantener los huesos sanos, filtrar medicamentos administrados, estimular la producción de glóbulos rojos y ayudar a controlar la presión arterial.

Hábitos saludables

Desde el Programa de ECNT de la cartera sanitaria provincial se promueven hábitos saludables como controlar la presión arterial, hacer actividad física, no fumar, tomar líquido y mantener una alimentación saludable.

Además, se hace hincapié en la importancia de cuidar nuestros riñones y llevar una vida saludable y activa, ya que la enfermedad renal crónica es una enfermedad frecuente que se cursa en forma silenciosa, no tiene cura, pero en general el tratamiento consiste en medidas para ayudar a controlar los síntomas, reducir las complicaciones y retrasar la progresión de la misma.

Por este motivo se creó el Día Mundial del Riñón, para generar conciencia entre las personas y que puedan detectar así cualquier padecimiento en los riñones de forma precoz, logrando llegar a tiempo para abordar la situación o para retrasar lo inevitable.

Mantener un control regular de los niveles de glucosa en sangre, monitorear nuestra presión arterial; comer saludablemente, moderar el consumo de sal y mantener un peso bajo control; mantener una ingesta de líquidos saludables; no fumar; no automedicarnos; chequear nuestra función renal si tenemos uno o más factores de alto riesgo.