Se trata de un sendero peatonal y de bicisenda que suma 2500 metros más de paseo multipropósito. Estiman que en un mes más se habrá terminado de concretar todo el tramo del río. “Es un hito de la perseverancia y la constancia con una visión clara y estratégica de lo que la ciudadanía pide y quiere”, señaló el gobernador.

El gobernador Omar Gutiérrez y el intendente de la ciudad de Neuquén, Mariano Gaido inauguraron esta mañana un nuevo tramo de 2500 metros de bicisenda y paseo multipropósito en el paseo costero del río Limay, en la zona comprendida entre las calles Anaya y Solalique.

Con esta nueva habilitación se superan los 10 kilómetros lineales de paseo costero sobre el río Limay. El tramo de hoy es la continuación de la bicisenda y paseo que se extiende desde el balneario Brun de Duclot, en el barrio Valentina Sur, límite con la ciudad de Plottier.

“Este es un hito de la perseverancia y la constancia con una visión clara y estratégica de lo que la ciudadanía pide y quiere -expresó el gobernador-. Así se van alcanzando objetivos en este plan de desarrollo integral que se está llevando adelante en la ciudad de Neuquén. Y cada objetivo es un envión anímico para ir en busca de un nuevo objetivo”.

Señaló que desde los gobiernos provincial y municipal “nos arremangamos sin hacernos los distraídos y cuerpo a cuerpo vamos encontrando las distintas obras, dispositivos y políticas públicas que permiten construir esta senda de recuperación y de reactivación en la ciudad y en la provincia del Neuquén”.

“Este paseo costero que estamos llevando adelante en forma conjunta no es una medida aislada, sino que se integra con el desarrollo urbanístico: aquí se están construyendo los desagües pluvioaluvionales, el cordón cuneta y las calles de acceso al río, se está asfaltando. Para asfaltar hay que hacer todas las tareas previas de nivelación y de infraestructura, y es lo que estamos haciendo aquí, en el oeste de la ciudad, donde muchas veces se nos planteaba que se sentían relegados”, resaltó.

El intendente Gaido recordó que con esta obra que está enmarcada en el Plan Capital “hemos incorporado cien hectáreas de espacios verdes para la ciudad, porque estos lugares eran conocidos por muy pocos, y en algunos casos afectados por la desaprensión y la quema de árboles. Ahora todos los vecinos tienen la posibilidad de disfrutarlo vivas en el lugar que vivas de la ciudad”.

Destacó que las obras anexas del paseo, como el asfalto, cordón cuneta y desagües pluviales de las calles Anaya e Ignacio Rivas, “generan mano de obra neuquina y trasforman a la ciudad en una ciudad turística. Eso genera más trabajo para todos, y es fruto del trabajo en equipo entre la provincia y la municipalidad”.

Por su parte el secretario de Movilidad Urbana municipal, Santiago Morán, indicó que el paseo permite una convivencia segura entre el ciclista y el peatón a la vera del río Limay.

Dijo que estiman que dentro de un mes se termine de conectar todo el frente del río Limay. “Este lugar era inaccesible y hoy pasa a ser patrimonio público de toda la ciudad. Va a ser un recurso turístico más y va a movilizar económica y socialmente a la ciudad”.

En el tramo que falta “hay algunos sectores donde hay propietarios hasta la costa de los ríos con los cuales estamos acordando una manga de paso pero ya estamos dentro de la Isla Verde, a un mes o 40 días de completarlo. Estamos seguros de que vamos a poder concretarlo dentro de muy poco”, destacó.

Acerca del paseo

El nuevo paseo costero tiene cuatro metros de ancho de estructura de hormigón que permiten una convivencia cómoda y segura entre las personas que circulan en bicicleta y quienes eligen pasear a pie, y miradores desde donde se puede contemplar la belleza del Limay.

Cuenta con demarcación y señalización vertical y horizontal, cartelería cada 300 metros con información sobre el tipo de senda (ciclista/peatón) y de cuidado del espacio. También tiene cestos para residuos y contará con mantenimiento de limpieza. Las obras se hicieron por administración directa, con mano de obra municipal e insumos adquiridos por la municipalidad.

Estuvieron presentes el subsecretario de Limpieza Urbana; Cristian Haspert, y la presidenta del Concejo Deliberante neuquino, Claudia Argumero.