El espacio quedó hoy formalmente incorporado al Corredor Cultural. Neuquén se suma a las 17 provincias argentinas que ya cuentan con propuestas similares.

Con la visita del gobernador Omar Gutiérrez al nuevo edificio de Irigoyen 280 de la ciudad de Neuquén, se puso en funciones esta tarde a la Biblioteca Pública de la provincia del Neuquén.

De la actividad participó el ministro de las Culturas, Marcelo Colonna y el gerente ejecutivo de la Unidad de Gestión Neuquén de Pan American Energy (PAE), Juan Carlos Moreno. El ministerio de las Culturas incorporó desde hoy el espacio al Corredor Cultural y se suma a las 17 provincias argentinas que cuentan con una Biblioteca Pública.

El gobernador agradeció a la empresa PAE por haber apoyado este desarrollo, y a quienes han custodiado y guardado “estos secretos de la historia del desarrollo de nuestra provincia en toda esta bibliografía”.

Destacó que “este espacio permitirá construir futuro, poner en valor y rescatar sabiendo de dónde venimos y hacia dónde vamos.  Una vez más, felicitaciones por esta gran labor, por esta política del fortalecimiento del desarrollo cultural y de las culturas que están haciendo en cada rincón de la provincia del Neuquén”, dijo al referirse a la cartera cultural.

Por su parte, el ministro Colonna evaluó la importancia de “tener esta obra literaria de todos los autores de la provincia, del Fondo Editorial Neuquino (FEN). Realmente tenemos la posibilidad de un patrimonio bibliográfico, ponerlo al servicio de la comunidad, que la comunidad sea protagonista, democratizar todo este material”.

“Neuquén es una provincia más que tiene una biblioteca pública, que tiene un patrimonio cultural que ponemos en valor y ponemos a disposición de todos los neuquinos y las neuquinas”, agregó.

Uno de sus principales objetivos de la biblioteca será el de la recopilación, restauración y conservación del material que llegue en resguardo y que sea significativo desde su aporte a la identidad neuquina, como memoria y testimonio de la historia colectiva.

El espacio concentra las bibliotecas de personas cuyos nombres son de relevancia en la historia de la provincia: entre ellos: La poeta Irma Cuña, el artista Jorge Michelotti, junto a los aportes de Fenny Goransky, Lidia Bruno, Susana León, Mirta Sangregorio, Susana Rodríguez, Matilde Salcedo, Etherline Mikeska e incluso mismo Eduardo Talero. Son parte de la historia de la provincia y se ven reflejados en los distintos volúmenes que podrán digitalizarse y compartir con otras provincias. Incluye el material bibliográfico que alguna vez enriqueció las bibliotecas privadas de estas destacadas personalidades y pasaron a conformar el patrimonio cultural de la provincia.

Dadas las características de esta biblioteca, será de interés especialmente para estudiantes, especialistas, artistas que encontrarán material específico de Educación, Interculturalidad,  Lingüística, Artes Visuales, Teatro, entre otras temáticas.

Además del atractivo que ofrecen muchos ejemplares para quienes se consideran bibliófilos, pues se cuenta con ediciones de los siglos XIX, XX y XXI, muchas de ellas  de interés histórico. En este sentido, y teniendo en cuenta este material tan valioso, la biblioteca contará con equipamiento adecuado para digitalizar tales obras.