Los organizadores evaluaron positivamente la iniciativa que sumó ventas por más de un millón de pesos.

Luego de tres días de comercialización de plantines hortícolas y otros productos de la huerta, las y los agricultores urbanos del programa Proda del Ministerio de Producción e Industria, realizaron un positivo balance de lo acontecido en la Feria de la Agricultura Urbana en la ciudad de Neuquén.

Poco más de 1 millón de pesos fue lo recaudado en ventas por los diferentes puestos de comercialización de las huertas urbanas.

La Feria tuvo lugar en la zona céntrica de la ciudad de Neuquén, y se realizó durante los días 13, 14 y 15 del corriente, emplazada en Avenida Olascoaga y las vías, sobre el Parque Central. Allí se ofreció a la comunidad neuquina, la producción plantinera que el programa instrumenta con cada cambio de temporada para asegurar la provisión de distintas variedades hortícolas, garantizar los procesos productivos y potenciar el desarrollo agroalimentario local.

Junto a la inauguración del espacio ferial, que reunió a las familias huerteras de la ciudad y localidades vecinas, se desarrolló también un acto conmemorativo por los 20 años de vida institucional del programa. En la oportunidad, se entregaron reconocimientos y presentes a referentes de las diferentes unidades socioproductivas que se dieron cita.

Por otra parte, un grupo de huerteras también sorprendió al programa, al anunciar que la huerta protegida del barrio Melipal, pasaría a llamarse Ariel Zabert, fundador del Proda y coordinador general del mismo en las últimas dos décadas.

7 mil plantines comercializados

Durante los tres días que duró la Feria, vecinos y vecinas de la ciudad se acercaron a comprar las distintas variedades de plantines 100 % Proda para hacer su huerta domiciliaria, e incluso

ornamentar el jardín de sus casas, ya que también se pusieron a la venta plantines de distintas especies de flores, plantas ornamentales, medicinales, crasas, cactus, y suculentas.

Con el sello 100 % Proda, se busca reconocer ciertas características que le otorgan un valor particular a los plantines y demás productos de la huerta, ya que tal denominación indica que son agroecológicos, producidos localmente, de forma estacional, artesanales y saludables.

En este escenario la Fería promovió la comercialización de alrededor de 7 mil plantines, lo cual constituye un número altamente significativo al ponderar la calidad y cantidad de agroalimentos que implican en el tiempo.

Cabe destacar que la comercialización de los plantines florales, producidos a través de emprendimientos asociativos impulsados en las huertas neuquinas, no dieron abasto con la demanda de la gente que quería llevarse a sus casas, las petunias, nierenbergias y conejitos que llenaban de color el espacio ferial.

Economía Social Solidaria

La Feria de la Agricultura Urbana es un espacio que nace en el 2017 para generar oportunidades de comercialización en el marco de la economía social y familiar e instancias de intercambio y aprendizaje significativo para quienes participan.

Esta feria permite a huerteros y huerteras ingresos extras en sus economías domésticas, promoviendo el diálogo e intercambio directo entre las familias productoras y consumidoras.

En sintonía con los principios de la Economía Social Solidaria, la actividad económica que se pone en juego no prioriza la lógica del mercado, sino que antepone al capital, el bienestar de los actores que se hallan involucrados en los procesos, tanto productores como consumidores.

Con mayor rigor, éstos últimos pasan a ser coproductores, al sostener sin intermediaciones la actividad primaria productiva.

De esta manera se promueve la vinculación social desde un punto de vista asociativo y cooperativo, y la práctica de una comercialización autogestionada.

Con este horizonte, cada año, al inicio de las temporadas productivas de primavera-verano y de otoño-invierno, el programa sale a escena con propuestas feriales, generando marcos de comercialización solidarios y en acuerdo a precios convenidos entre las y los agricultores y emprendedores urbanos.

La Feria de la Agricultura Urbana se ha convertido en una propuesta que convoca a distintos actores de los barrios de Neuquén, Centenario y Senillosa, y permite acceder a plantines de manejo agroecológico, cuidados y criados localmente, adaptados a la zona, promoviendo de este modo que las familias neuquinas se sumen y puedan cultivar hortalizas en sus casas.

En el mismo sentido, se está organizando para los primeros días de noviembre, una Venta de Garaje que próximamente será anunciada.