Los operarios que llegan de otras provincias para trabajar en la cosecha de fruta deben hacerlo con convocatoria laboral y esquema de vacunación.

Audio del subsecretario de Trabajo, Ernesto Seguel

El subsecretario de Trabajo, Ernesto Seguel, explicó que se trabajó en conjunto con el sector empresarial, gremial y autoridades del gobierno de la provincia de Río Negro para el control sanitario en la actividad frutícola y la llegada de los trabajadores migrantes.

Como todas las temporadas de cosecha de fruta, la región recibe trabajadores de otras provincias, en especial de Tucumán. Seguel explicó que el procedimiento implica un control en origen, por lo que los trabajadores deben contar con historial laboral, la convocatoria de la empresa y esquema de vacunas.

“La empresa frutícola debe informar a Producción de la provincia el listado de trabajadores migrantes, la fecha de arribo y fecha de regreso, y la información sobre el esquema de vacunas”, indicó Seguel.

“En estos meses los trabajadores que han llegado, casi en su totalidad contaron con el esquema completo”, sostuvo el subsecretario y recordó que en la provincia se puede acceder a la vacunación sin turno.

“El protocolo también establece mantener las medidas de sanitización, tapabocas y trabajar en burbujas. Por cada establecimiento se designa un responsable por si hubiese una situación determinada y en forma inmediata, se dará aviso a las autoridades sanitarias de la localidad”, agregó.

Destacó además el importante avance de la provincia del Neuquén en materia de vacunación y de medidas preventivas.

Se estima que por temporada arriban a la zona unos 20 mil trabajadores migrantes, de los cuales un 30 por ciento lo hacen en la provincia del Neuquén.

Seguel también recalcó que, si bien los trabajadores que llegan a la zona lo hacen con una convocatoria laboral, en caso de surgir vacantes se solicita a las empresas priorizar la mano de obra local.