Se trata del barrio Piedras Coloradas adonde se detectó un acueducto paralelo a través del cual se desviaba el caudal, afectando a varios vecinos.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento informa que, durante la jornada de ayer, a raíz de denuncias de vecinos realizadas al Centro de Atención al Usuario del Organismo (0800-2224827) que manifestaban baja presión en el suministro domiciliario del Barrio Piedras Coloradas, se dispuso la presencia de una cuadrilla técnico-operativa en el lugar para poder tomar presiones y verificar el estado de las redes.

Durante el operativo que comenzó ayer, se detectó la presencia de un acueducto paralelo al existente, que nunca estuvo autorizado por el Organismo Provincial. Esta situación provocaba que el agua suministrada al barrio tenga un desvío de caudal hacia esa cañería, aumentando la cantidad del líquido vital para algunos vecinos, pero afectando al resto del barrio.

Desde el EPAS ya se realizó la anulación de la misma por lo que paulatinamente se irá reestableciendo el servicio domiciliario en el barrio. Es importante destacar que en ningún momento se dejó de prestar el servicio en su totalidad, sólo se presentaron bajas presiones en red en algunos sectores en momentos puntuales del día.

Se agradece a los vecinos que realizaron el reclamo al Centro de Atención al Usuario, lo que permitió detectar rápidamente la anomalía. Desde el EPAS solicitaron las disculpas del caso a los usuarios afectados, pero estos actos realizados por terceros, afectan la normal prestación del servicio y afectan las instalaciones.