Se trata de una mejora hidráulica del pozo de bombeo Nº 4 perteneciente al Sistema Río Grande, con el objetivo de instalar una nueva bomba que mejore el caudal y la presión en ese sector de la ciudad.

Audio del gerente de Producción de Agua Potable del EPAS, Luis Acuña

Audio del gerente general de Servicios Neuquén del EPAS, Esteban Rodríguez

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) ejecuta una obra que permite mejorar el servicio para toda el Área Centro Este de la ciudad de Neuquén. Se trata de una mejora hidráulica del pozo de bombeo Nº 4 perteneciente al Sistema Río Grande, a fin de instalar una nueva bomba que mejore el caudal y la presión para todo ese sector de esta capital.

La tarea consiste en la construcción de un manifold de bombas con válvula de corte, 20 metros de cañería de 400 milímetros y pieza especial para la acometida al acueducto principal de 600 milímetros. Toda la cañería y sus piezas especiales fueron arenadas y pintadas para su protección.

El trabajo comenzó ayer a las 20 con el cierre de la válvula principal, que aisló los pozos de bombeo Nº 4 y 5 para poder trabajar en seco. Hoy desde las 6 se empezó a cortar el acueducto principal para realizar el empalme.

La inversión estimada es de un millón de pesos en materiales. Es de destacar que el diseño, logística y la mano de obra fue totalmente de personal del EPAS, de la subgerencia Mantenimiento electromecánico dependiente de la Gerencia Producción y con el acompañamiento de una cuadrilla de la gerencia de Redes.