La rotura de una bomba que abastece a todo el sistema había dejado sin suministro a los vecinos desde el jueves.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) restableció el servicio de agua potable en Sauzal Bonito, donde la rotura de una bomba que abastece a todo el sistema dejó sin suministro a los vecinos el jueves pasado.

Personal del Ente proveyó de agua potable a la población a través de un camión cisterna mientras que se trabajó durante el viernes y el sábado para extraer el equipo dañado e instalar otro. La nueva bomba comenzó a funcionar el sábado pasado el mediodía y, luego de restablecer los niveles normales del tanque principal de reserva, comenzó la normal distribución a los domicilios.

A pesar de que el EPAS no presta el servicio en esta localidad, se hizo cargo rápidamente de la problemática y ofreció una rápida solución de forma coordinada con otros organismos provinciales.

«Esto se logró gracias al esfuerzo en conjunto del equipo que suministró agua a los vecinos y el personal que paralelamente realizó las tareas electromecánicas. EPAS trabaja siempre bajo la premisa de que somos una empresa de servicios con un fin social y que debemos asistir a todos los neuquinos que lo requieran aún en los lugares donde no operamos los servicios», aseguraron las autoridades del Ente.