Los fondos benefician a organizaciones de productores de los Departamentos Loncopué y Aluminé, alcanzando a 187 familias. Permiten comenzar la ejecución de obras de agua, infraestructura productiva y un fondo rotatorio.

Tres organizaciones de pequeños productores recibieron en los últimos días fondos para iniciar la ejecución de obras de agua, infraestructura productiva, un fondo rotatorio, capacitaciones y asistencia técnica. En total se desembolsaron más de 3 millones de pesos, beneficiando a 187 familias.

Las distintas iniciativas son financiadas por los programas de desarrollo rural ejecutados a través de la subsecretaría de Producción, con fondos internacionales gestionados por el ministerio de Producción y Turismo a la Unidad de Cambio Rural (UCAR), del ministerio de Agroindustria de la Nación.

En el marco de la ejecución del Programa de Desarrollo Rural Incluyente (Proderi), se desembolsaron fondos para dos proyectos destinados a organizaciones de productores del departamento Loncopué.

Uno de ellos beneficia a 35 familias de la Asociación Civil Quiñe Newen, con una inversión total de 1,5 millones de pesos para llevar adelante iniciativas que permitan el mejoramiento integral de los sistemas productivos. Se contemplaron obras de agua para producción ganadera y agrícola, cobertizos, cerramientos, maquinarias para siembra y cosecha de forraje. También un plan de asistencia técnica y capacitaciones que se realizarán en conjunto con el INTA.

En total se desembolsaron más de 3 millones de pesos, beneficiando a 187 familias.

El otro proyecto es ejecutado por la comunidad mapuche Millaín Currical, beneficiando a 111 familias, con una inversión total de 1 millón de pesos. El objetivo es mejorar el manejo ganadero y con ello la rentabilidad productiva a través de obras comunitarias (galpón, salón de esquila, corrales, cerramientos), y un fondo rotatorio para compra conjunta de forraje. También se lleva adelante un plan de asistencia técnica y capacitaciones.

A través del Proyecto de Inclusión Socio Económica para Áreas Rurales (PISEAR), se financió un proyecto que beneficia a 41 familias de la comunidad mapuche Puel (departamento Aluminé), con una inversión total de 1,2 millones de pesos.

La iniciativa contempla la ejecución de obras de abastecimiento de agua para uso domiciliario y productivo, alcanzando también a un camping que administra la comunidad, con la posibilidad de mejorar los servicios turísticos. También se realizarán capacitaciones para un uso más eficiente del recurso hídrico y la gestión comunitaria de los sistemas de agua.

Con estas actividades enmarcadas en proyectos de desarrollo rural se promueve la producción agropecuaria, el mejoramiento de la rentabilidad de las actividades productivas, el fortalecimiento de las organizaciones de productores y el arraigo de las familias rurales neuquinas, a través del mejoramiento de sus ingresos.