Se trata de una iniciativa conjunta entre Salud y Educación bajo el plan 90-90-90 de la Organización Mundial de la Salud, para el Control de la Epidemia VIH/SIDA. Incluyó trabajo coordinado entre estudiantes de medicina y de colegios secundarios, agentes de salud y de educación.

Se presentaron los resultados del proyecto Educar para Prevenir, iniciativa que se desarrolló de manera conjunta entre el ministerio de Salud del gobierno neuquino y el Consejo Provincial de Educación (CPE). En este marco fueron capacitados estudiantes avanzados de la carrera de Medicina sobre prevención del VIH-SIDA y otras infecciones de transmisión sexual, quienes a su vez, coordinaron talleres destinados a estudiantes de escuelas secundarias de la ciudad de Neuquén.

La presentación sobre el programa se hizo en el marco de la Jornada para el Control de la Epidemia VIH/SIDA – Plan 90-90-90 en Neuquén, el viernes 13 de abril. La vocera de la experiencia fue su coordinadora, la infectóloga del Hospital Castro Rendón, Paola Titanti. Este plan se trata de una estrategia global de la Organización Mundial de la Salud para detener el contagio.

El programa fue efectuado en dos etapas, primero, el entrenamiento a universitarios hecho desde el servicio de Infectología del Hospital Castro Rendón. Concluida la formación teórico práctica, este grupo, junto al equipo de Infectología y de Educación Sexual Integral del CPE, hicieron los talleres en las escuelas.

Tras la experiencia, Titanti indicó que “brindamos información sobre prevención combinada a alumnos, de entre 14 y 16 años, de entre 21 y 22 escuelas diurnas de la ciudad de Neuquén en talleres conducidos por estudiantes de medicina” y detalló “participaron 62 estudiantes de medicina y se llegó a 1.238 alumnos de nivel medio”.

“Nos pareció que había que implementar una estrategia que pudiera llegar a los jóvenes y que se pudiera difundir rápidamente”, continuó. Agregó que “Educar para Prevenir tiene como objetivo educar sobre la terapia combinada, lo que sería el uso del preservativo por un lado, y el tratamiento a todos los pacientes, por el otro, como estrategia para detener el contagio”.

“Hay que buscar formas novedosas para informar a la población, que sea de utilidad para detener la epidemia, creemos que las redes sociales pueden ofrecer nuevas oportunidades”, complementó.

Para su desarrollo se realizaron encuestas anónimas antes y después del taller, para indagar sobre el conocimiento en relación a las vías de transmisión, tratamientos, cura y el Plan 90-90-90. “Gracias a esa medición vimos que los chicos conocían algo sobre todos los temas, menos sobre el Plan 90-90-90”, dijo Titanti y explicó que “como conclusión, vemos que los talleres fueron muy eficientes para hacer conocer el plan”.

La realización fue declarada de interés educativo por el CPE, mediante la Resolución N°1855/16; y también fue seleccionado y recibió financiación en el marco del VI Concurso Provincial de Proyectos Sociales del ministerio de Ciudadanía, a través de la Oficina Provincial de Relaciones Institucionales (OPRI).

Los equipos trabajan actualmente en una planificación para llevar la experiencia a otras localidades de la provincia. Se espera concretar acciones similares en localidades como Chos Malal, Cutral Co, San Martín de los Andes, Rincón de los Sauces y Zapala.