“La pandemia hizo que tengan que repensarse las herramientas”, aseguró la directora provincial de Estadística y Censos, Karina Rigo y explicó que en todo el mundo se está incorporando la posibilidad de hacer censos de manera virtual.

“El Censo es una herramienta fundamental para la toma de decisiones de los gobiernos”, destacó hoy la directora provincial de Estadística y Censos, Karina Rigo y explicó que “permite tener una radiografía” sobre las condiciones en que vive la población.

La funcionaria recalcó la importancia del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas, que se realizará el 18 de mayo de 2022 en todo el país. Indicó que el mismo registrará, entre otros datos, las condiciones de vida de las personas que habitan cada vivienda y las características de las mismas, entre otros aspectos. “Todo esto lo que permite, principalmente, es poder diseñar políticas públicas orientadas”, señaló.

Rigo comentó que “se estuvo trabajando en todo este tiempo de pandemia porque el censo estaba previsto para el año 2020 en una modalidad tradicional. Pero la pandemia hizo que tengan que repensarse las herramientas y aparecieron nuevos desafíos, como tratar de minimizar el contacto”.

Explicó que en todo el mundo se está incorporando la posibilidad de hacer censos de manera virtual y comentó que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) “mantuvo reuniones con otros países y con organismos internacionales y parte de las recomendaciones es ir hacia ese lugar y esas formas de innovación”.

“El Indec y la dirección provincial de Estadísticas y Censos hemos ido gradualmente migrando a esta modalidad mixta. En el caso nuestro, por ejemplo, con las encuestas estamos con modalidades telefónicas y presenciales que vamos complementando”, agregó.

La directora detalló que, a nivel nacional, se diseñó un formulario web “y lo que está previsto es que del 13 de marzo hasta el 18 de mayo los ciudadanos puedan autocompletar el censo virtual. Una vez pasado este período, el 18 de mayo sería el censo presencial, donde los censistas recorrerán todos los domicilios del país y las personas que hayan autocompletado previamente entregarán el código alfanumérico. Ahí ya se carga y el censista puede ir a la vivienda siguiente. Es una manera mucho más ágil y minimiza el contacto”.

En el caso de las personas que no puedan autocompletar la planilla virtual, ya sea porque no tengan acceso a internet o no sepan cómo hacerlo, el censista se acercará a cada vivienda para realizar el censo como históricamente se realizó. “Van a convivir estas dos modalidades. La idea es que no quede ninguna persona sin censar, porque es un dato fundamental”, afirmó.

Rigo comentó que, en el último Censo Nacional de 2010, la provincia del Neuquén registró una población de 571.910 personas, con aproximadamente 284.000 hombres y 287.000 mujeres. Dijo que “se hacen proyecciones estadísticas con distintas herramientas metodológicas” y comentó que la estimación de este año es de 672.000 habitantes en la provincia, con 334.000 hombres y 338.000 mujeres. “Son proyecciones que se deberán confirmar efectivamente con los datos del Censo”, concluyó.