La actividad se realizó en Neuquén capital con el objetivo de promover la comunicación y el intercambio de los últimos avances para combatir dicha plaga entre técnicos, productores, investigadores, docentes y estudiantes.

Más de 30 productores de fruta fina, investigadores y técnicos participaron de la charla informativa de la plaga Drosophila suzukii que afecta la producción de fruta fina. Desde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) informaron que a partir de un relevamiento nacional se detectó la presencia de la mosca en diversos puntos del país.

La actividad fue organizada por el Centro PyME-Adeneu, organismo dependiente del ministerio de Producción y Turismo, con el acompañamiento de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo).

La presencia de la plaga fue detectada en 2014 “ante la denuncia de un productor de frambuesas de Valle Medio, en Choele Choel”, informó Esteban Garavelli, de la dirección de Sanidad Vegetal del Senasa.

La mosca “drosófila de alas manchadas” (Drosophila suzukii) es una especie nativa del sudeste asiático que en la actualidad experimenta un acelerado proceso de expansión en su distribución mundial. Garavelli explicó que “la plaga afecta a las producciones de frutas finas, provocando pérdidas por oviposición y por la entrada de patógenos que producen daños” en el cultivo.

“Desde Senasa se llevó adelante monitoreo con trampas específicas cebadas con vinagre de manzana, se instalaron trampas en toda la región patagónica, en el noroeste argentino, región de Cuyo y Salta, comprobando la presencia de la plaga en diversos puntos del país”, informó Garavelli.

En Neuquén, desde el Programa de Frutas Finas del Centro PyME-Adeneu se está realizando monitoreo y llevando adelante algunas estrategias de manejo en el departamento Confluencia, con resultados aún parciales.

“Desde el Centro PyME-Adeneu se detectó la plaga en los ensayos de cultivos de fruta fina que tenemos, principalmente de mora, y desde entonces hemos implementado un sistema de de monitoreo y trampeo para hacer un seguimiento de esta nueva plaga en el contexto productivo del departamento Confluencia”, señaló Aníbal Caminiti, coordinador del programa de Frutas Finas.

“En ciertas chacras de productores que trabajan con el programa hemos instalado un sistema de monitoreo para conocer el comportamiento y todo el ciclo de la mosca en relación al clima y las producciones que tenemos de frambuesa, frutilla, moras y frambuesa. Con esto vamos conociendo y definiendo tecnología para controlar y prevenir esta plaga”, indicó Caminiti.

Acerca del Programa de Frutas Finas de Centro PyME-Adeneu

El programa brinda capacitación y asesoramiento sobre aspectos productivos a emprendimientos dedicados a las frambuesas, moras y frutillas. En paralelo se colabora en el gerenciamiento de la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados (Capci), con quienes se han concretado vuelos de cerezas con destino a los mercados externos más competitivos.

Con fondos propios se destina financiamiento para la época de cosecha y mejoras prediales. Además, se brinda financiamiento a productores para acceder al servicio de frío a través de reefers asignados en comodato.

También se realizan tareas de investigación y desarrollo que han permitido, a través de ensayos de frambuesas y moras en el departamento Confluencia, la posibilidad de incorporar nuevas variedades y avanzar en el control de nuevas plagas presentes en la región.