Hoy es un día de alegría y de celebración, en el cual en el nombre del pueblo y del gobierno de la provincia de Neuquén vengo a expresar la gratitud.

Hay una plena integración con cada integrante del Ejército. Se ha forjado y se ha profundizado en situaciones en las cuales ha tenido que aflorar todo el coraje y el temple en momentos de dificultades, como las inclemencias temporales, las erupciones de los volcanes Cordón Caulle-Puyehue, Copahue y Calbuco, inundaciones, incendios. Siempre tirando juntos y unidos, en esos ejemplos que ustedes son un espejo de coherencia, de amor, respeto, coraje, fuerza, solidaridad y esfuerzo compartido.

Tiene aquí en la provincia, jefe, un equipo de hombres y mujeres que son un ejemplo. Tuve la alegría y la oportunidad de vida de crecer allí en Neuquén capital frente al comando de la Sexta Brigada de Montaña. Nunca una falta de respeto, nunca una discusión puertas afueras del cuartel. Siempre el ejemplo intachable de la conducta, la disciplina y el coraje.

Este es un lugar emblemático, histórico. Quiero rescatar este regimiento que se crea -tiene 202 años de historia- en el mes de agosto del año 1814; y que cuando es convocado en misión de paz por el Regimiento de Alto Perú, se suma y va a transitar desde el mes de febrero custodiando el Cabildo, la Casa de la Independencia, como lo hizo hace pocos días en el Cabildo en Tucumán, para la emancipación y la independencia de aquel 9 de Julio de 1816 de la Patria.

Nació la Patria, un primer siglo de la emancipación y la independencia; luego el segundo siglo, el siglo de la democracia; y este 9 de julio hemos empezado a transitar este tercer siglo. Y ahí nuevamente estuvieron presentes los integrantes del RIM 10, acompañando el nacimiento de este tercer siglo. Un tercer siglo de la convivencia y el diálogo, un tercer siglo en el cual todos unidos vamos en búsqueda del trabajo y la lucha para que no existan más desigualdades ni inequidades; para reflejar lo que ustedes son: esfuerzo de unidad, de paz y amor.

Hasta la misma montaña la convierten en una aliada y socia. En la misma montaña, allí donde prácticamente no llega nadie, están ustedes haciendo patria, para rescatar a alguna persona, para forjar y defender la Patria. Acompañados de nuestra Virgen de las Nieves, que en ella deseamos y nos inspiramos para que sigan nutriendo de la fortaleza, de la sabiduría y el temple, en el coraje con el cual a diario llevan adelante, en esta actitud de amor, vuestro trabajo. Una actitud de amor que está acompañada y unida por todas vuestras familias. Cada vez que encaran y suben un nuevo escalón en la montaña, en esa mochila llevan el amor y el afecto de esa familia que los acompaña.

En nombre de la provincia del Neuquén y del gobierno de la provincia del Neuquén, muchísimas gracias por el ejemplo de vida que brindan a diario. Gracias y muchas gracias. Feliz día y seguimos contando con cada uno de ustedes. El gobierno y el pueblo neuquino eternamente agradecidos y a disposición de ustedes para el fortalecimiento de vuestra tarea.