El gobierno provincial, a través del ministerio de Producción e Industria, financió diversos proyectos para producción de forrajes y maquinaria para prestadores de servicios por más de 65 millones de pesos.

Audio del ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi

Audio de Marcial Peretó, productor de Senillosa.

Desde el Ministerio de Producción e Industria se trabaja en diversas líneas estratégicas, con el objetivo de promover la diversificación productiva en la provincia. Una de las actividades primarias priorizadas es la producción de forrajes, tanto para consumo en los establecimientos como para la venta de reservas.

El aumento de la superficie de pasturas y verdeos en la provincia permite no sólo el fortalecimiento de las economías locales en el interior, ya que la demanda interna no se encuentra satisfecha, sino también la reducción de los costos de suplementación en la actividad ganadera a nivel predial.

El Programa de Desarrollo Forrajero que lleva adelante la subsecretaría de Producción desde 2016 ha logrado asistir con sus distintas herramientas 645 hectáreas que se destinan a la producción de forraje (básicamente alfalfa, pero también pasturas consociadas, verdeos de invierno y verano), ubicadas en más de 308 establecimientos de distintos puntos geográficos de la provincia. Se han ejecutado unos 12,5 millones de pesos hasta el momento.

Del mismo modo, desde el ministerio de Producción e Industria se incentiva el desarrollo de proveedores de servicios agrícolas locales, con créditos para la adquisición o alquiler de maquinarias con el fin de ampliar su capacidad de prestación de servicios (de sistematización, nivelación, siembra, corte y enfardado).

El tipo de financiamiento se acuerda con el mismo beneficiario en función de sus objetivos. Existen distintas líneas disponibles que el gobierno provincial y el Banco Provincia del Neuquén (BPN) ponen a disposición de los productores y las productoras, incluyendo la modalidad de devolución de los créditos en producto (fardos); y permite al ministerio disponer de forraje de producción neuquina para acompañar a pobladores rurales del interior ante situaciones de emergencias climáticas. Se han entregado hasta la fecha más de 35.000 fardos de producción neuquina para acompañar en momentos críticos en el interior de la provincia.

El acompañamiento a través del ministerio tiene como ejes principales, además del financiamiento, la asistencia técnica y las capacitaciones sobre siembras, calidad de suelo, sistematización de tierras y eficiencia de riego.

En relación específica al financiamiento con devolución en especie o producto, se han financiado a nueve productores y productoras, por un monto total que supera los 41.700.000 pesos y que suponen una devolución total de 67.660 fardos. El destino de los créditos ha sido en su totalidad tractores, maquinaria e implementos agrícolas que permiten aumentar la capacidad de trabajo, la eficiencia y la productividad de cada emprendimiento.

Los fondos rotatorios se promueven para que organizaciones rurales formalizadas puedan contar con recursos propios para la compra de forraje para suplementación animal ya sea preservicio, invernal o preparto.

Como parte de esta iniciativa, hay más de 1.400 familias de productores que conformaron 50 fondos rotatorios, por un monto global de 33 millones de pesos, y que a través de sus organizaciones de pertenencia y bajo su gestión, administran y otorgan créditos para capital de trabajo.

Una de las líneas de financiamiento es propia del Centro PyME-Adeneu. Se trata de la Línea de Capital de Trabajo y Pequeñas Inversiones. En este caso, se utiliza para la siembra de pasturas/cultivos, compra de insumos varios para la producción e inversiones asociadas, por un monto de hasta 2.250.000 pesos.

En lo que va de junio de 2021 a junio de 2022 el organismo, dependiente del ministerio de Producción e Industria, efectivizó fondos por un total de 10.157.000 pesos para inversiones vinculadas a la actividad forrajera, cuyos principales destinos fueron en un 51 por ciento la ampliación de la superficie forrajera y un 49 por ciento la adquisición de insumos asociados a la siembra y producción del cultivo de alfalfa y su henificación.

Además, cuenta con un parque de maquinarias en alquiler por montos promocionales y accesibles, que brindan servicios y complementan con asistencia técnica.

Cultivo

En la provincia del Neuquén se estima un total de tres mil hectáreas destinadas al cultivo de alfalfa. Las zonas de mayor producción se encuentran en los valles de Senillosa/Plottier, Centenario/Vista Alegre, San Patricio del Chañar, Añelo/Tratayén y Picún Leufú, concentrando el 60 por ciento de las explotaciones agropecuarias dedicadas a su henificación y realizando la comercialización del mismo bajo forma de heno, ya sea como fardo de 22 kilos o rollo de 350/450 kilos.

El cultivo de alfalfa en la provincia tiene un muy buen potencial de rendimiento, debido a las condiciones agro-climáticas favorables de sus valles. Cuando se logra un buen stand de plantas a la siembra y realizando los riegos y labores culturales adecuadas, es posible acercarse a los 18.000 kg MS/ha/año.

Las producciones de maíz con destino a grano, bajo un buen manejo del riego y de la fertilización, rondan en promedio los 10.000 kgMS/ha/año para los híbridos de ciclo intermedio.