El proyecto, elaborado a partir de la participación ciudadana y de los partidos políticos, aporta sugerencias en la Ley Electoral que en la provincia rige desde 1960.

El subsecretario de Gobierno, Juan Pablo Prezzoli destacó que el proyecto de Reforma Política ingresado ayer en la Legislatura aporta sugerencias innovadoras en la Ley Electoral que en la provincia rige desde 1960. La propuesta presentada por el Ejecutivo incluye, entre otros aspectos, la implementación de la boleta única electrónica; la limitación de tiempo en las campañas partidarias; la eliminación de listas espejo, colectoras y de candidaturas simultáneas.

Prezzoli destacó que la propuesta surgió luego de gestiones que demandaron seis meses, “de contacto cara a cara para encontrar soluciones, con la participación de los referentes políticos en un diálogo amplio, participativo y no excluyente”.

El ordenamiento de la oferta electoral “apunta a simplificar la actividad para el ciudadano en su derecho electoral y su deber cívico”. Además, se contempla la accesibilidad para las personas con discapacidad en la normativa.

La inclusión de la boleta electrónica en el proyecto, “es parte de un debate, de un análisis para incorporar este elemento de votación ágil, innovador y que genera confianza al momento de emitir el sufragio”, comentó el funcionario.

Además, Prezzoli subrayó “que el control y fiscalización de los comicios esté dada al Poder Judicial de forma exclusiva para fortalecer la credibilidad y la confianza en el resultado de la elecciones”. El subsecretario recordó que la Ley Electoral en la provincia rige desde 1960 “por lo que es positivo que se sancione un nuevo código luego de 56 años”.

El proyecto también promueve “el ordenamiento con tiempos limitados”, indicó Prezzoli al establecer un período de 60 días para el desarrollo de las campañas de los cuales 45 serán destinados a la propaganda política”. Además, la legislación “es clara en cuanto a las obligaciones de los partidos para respetar los espacios y la limpieza una vez que finaliza la actividad”, expresó.

Al respecto, el funcionario indicó que luego de los comicios, los partidos cuentan con 15 días “para limpiar los lugares y de esta forma recuperar los espacios públicos”. Las sanciones para quienes no cumplan con las normas “son mucho más duras porque se actualizó el monto que se había fijado en 1960”, comentó.

Otro aspecto comprendido es la transparencia de los fondos financieros utilizados para las campañas mediante un sistema de presentación de informes y rendición de cuentas para los aportes privados y “también podrá haber aportes públicos para permitir la difusión de propuestas en medios audiovisuales de todos los partidos”.