Desde Estadística y Censos recordaron que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Neuquén capital está vigente desde 1980; y valoraron la continuidad en la metodología para medir la variación de los precios.

La dirección provincial de Estadística y Censos de Neuquén recordó que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Neuquén se mide en la capital provincial desde el año 1980 y que nunca fue interrumpido. Además, próximamente se trabajará junto con el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) para incorporar nuevas metodologías.

La directora provincial del área, Carolina Herrero destacó la continuidad del IPC neuquino y analizó las diferencias que tiene con el IPC del Indec para Capital Federal y Gran Buenos Aires.

El IPC de Neuquén se remonta al año 1980, cuando todas las provincias del país se incorporaron al programa “Índice de Precios Minoristas en ciudades capitales de Provincias”, impulsado por el Indec. Desde entonces, la dirección provincial de Estadística y Censos elabora un IPC que tiene valor como indicador de las variaciones de los precios de Neuquén capital.

A partir del año 2000, y debido a que el Indec no incluyó en el convenio que suscribe anualmente con cada provincia el subprograma del IPC, Neuquén decidió continuar calculando el índice como programa provincial.

Para el cálculo del IPC de Neuquén capital se relevan precios de 100 variedades (90% de bienes y 10% de servicios) en distintos puntos de venta durante la segunda quincena de cada mes. El listado de comercios visitados se actualiza en función de las altas, bajas y del grado de respuesta de los informantes.

Ante cambios en las preferencias de los consumidores y en la disponibilidad de algunos bienes que conforman la canasta, esta última se fue adaptando y sufriendo ajustes, pero mantuvo a lo largo de toda la serie la misma metodología de cálculo. “Las metodologías tienen que permanecer fijas, lo mismo que la canasta de productos. No se pueden modificar porque hacen a la precisión del indicador”, explicó Herrero y agregó que “no se puede incorporar o sacar elementos de la canasta porque se romperían las pautas metodológicas. Hay una serie de datos históricos vigente desde el año 1980 que se interrumpiría”.

El índice de Neuquén capital, a diferencia del que calcula el Indec, por ejemplo, no incluye ponderaciones, es decir que la variación en el precio de cada producto y servicio pesa lo mismo en el total, a diferencia de un índice ponderado en el cual la variación en el precio de cada producto y servicio está afectada por el peso que estos tienen en el gasto total; la estructura de ponderaciones surge de encuestas de gastos de los hogares.

“Son dos metodologías distintas. Aspiramos a aplicar nuevas metodologías y tener un índice ponderado. Es un proceso que vamos a iniciar y contaremos con asistencia técnica por parte del Indec. Es un proceso que lleva su tiempo y no se puede tener un nuevo índice de la noche a la mañana”, detalló Herrero.

“De todas formas, si se hace el análisis en el tiempo del IPC neuquino, la tendencia de la variación interanual del índice es similar con la del Indec y otras provincias; incluso convergen. Hay que tener siempre en cuenta que son dos metodologías diferentes para medir la variación de precios”, agregó.

En Neuquén, la frecuencia de las observaciones es mensual. El área es Neuquén capital, con un criterio de distribución geográfico de la toma de datos, con 12 puntos de venta que incluyen supermercados e hipermercados; y 49 comercios para bienes y servicios específicos.

El trabajo es efectuado por un tomador de precios durante los días hábiles de la segunda quincena de cada mes del año.

Ante la eventualidad de que no se obtenga alguno de los precios establecidos en la canasta, la metodología establece que para cada bien o servicio que conforma el índice se relevan dos o tres precios de marcas sustitutas de la principal, realizando un seguimiento de la variación de los precios de las mismas para el caso en que deban incluirse en el cálculo. La información se obtiene a través de un formulario pre-impreso.

Sobre la difusión del IPC de marzo pasado, cuya variación fue del 1,55 por ciento en Neuquén, Herrero explicó que “en ocasiones se hace una comparación directa con lo que midió el Indec, pero son metodologías diferentes y zonas diferentes. De hecho, en el trimestre anterior (octubre, noviembre y diciembre de 2016) en Neuquén también dio más bajo que el del Indec”.

La información sobre la metodología que se utiliza para medir la variación de los precios en Neuquén capital está disponible en la web de Estadísticas y Censos, en el siguiente enlace:http://www.estadisticaneuquen.gob.ar/Publicaciones/IPC/metodologia_ipc_neuquen.pdf