Se trata de Octavio Godoy, un peligroso condenado que logró escapar de una comisaría de la ciudad de Neuquén y era intensamente buscado. En esa oportunidad hubo otros tres prófugos, pero ya habían sido recapturados. 

Audio Marianina Domínguez, secretaria de Seguridad.

La secretaria de Seguridad, Marianina Domínguez, destacó la investigación efectuada por la Policía de Neuquén para recapturar a Octavio Godoy, el último de los cuatro prófugos que se escaparon el pasado mes de septiembre de la Comisaría 12, en la ciudad capital. La detención se realizó ayer en Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut, en una operación coordinada junto a la policía local.

Al respecto, Domínguez detalló que “se hizo un trabajo de investigación importante por parte de la policía provincial, lo que nos llevó a tener pistas concretas de que Godoy estaba en la ciudad de Comodoro Rivadavia. En el día de ayer, y en un trabajo conjunto y colaborativo con la policía de Chubut, pudimos dar con él; sabíamos que esto era inminente y estábamos esperando el momento propicio”.

El condenado tiene un perfil que la policía calificó como violento y altamente peligroso, y ya está a disposición de la justicia. La fiscal María Eugenia Titanti comenzó las actuaciones “contando que en los próximos días él esté de vuelta en nuestra provincia y a disposición de la justicia” explicó Domínguez.

Godoy fue condenado por un crimen y estaba en una alcaidía a la espera de que la sentencia quedara firme. Junto a otros tres detenidos, se dio a la fuga el 12 de septiembre pasado y era el único prófugo que seguía evadiendo la ley.

Investigan sanción

En otro orden, la secretaria de Seguridad se refirió a un hecho que trascendió en la jornada de ayer por sanción a una mujer policía en diciembre de 2021. Fue en el marco de una capacitación sobre la ley Micaela, y al parecer habría emitido una opinión que no fue bien recibida dentro de la fuerza.

Dominguez indicó que ya se está investigando el tema y consideró que “es una situación excepcional ya que hay más de 3.000 agentes y efectivos policiales que se capacitaron en la ley Micaela, dentro de un marco de multiplicidad de capacitaciones entre las cuales trabajamos sobre masculinidades y centros de atención a las víctimas de violencia de género en toda la provincia”.

“La idea es que las capacitaciones sean en un ambiente seguro donde las jerarquías no estén marcadas y que las personas puedan desenvolverse y explayarse en forma segura”.