Coordinan acciones de protección contra la gripe porcina

abril 29, 2009

Ayer por la tarde se desarrolló un encuentro de trabajo de representantes de organismos dedicados a la atención de emergencias sanitarias en Casa de Gobierno. La reunión fue convocada por el ministerio de Salud y Seguridad Social y la dirección de Defensa Civil.

Charla por gripe porcina_2407.jpg

A raíz del alerta que emitió la Organización Mundial de la Salud por el brote de gripe porcina que causó hasta el momento más de 150 muertes en México y se expande en distintos puntos del planeta, la provincia del Neuquén puso en marcha un Plan de Contingencia, que tiene como principal objetivo detectar y tratar a las personas que tuvieron contacto con las zonas afectadas.

Ayer por la tarde, en el Auditorio de Casa de Gobierno, se reunieron representantes de los organismos de emergencias sanitarias de la provincia, convocados por el ministerio de Salud y la dirección de Defensa Civil, con el objetivo de evaluar las acciones a desarrollar y coordinar tareas en conjunto en caso de detectarse personas con síntomas de la gripe porcina en el territorio neuquino. 

Tanto desde la Coordinación Provincial de Emergencias, dependiente de la cartera sanitaria; como de Defensa Civil, se delinearon trabajos en conjunto con los organismos que actúan en emergencia -Policía, Bomberos Voluntarios, Gendarmería Nacional, Seguridad Aeronáutica, los niveles municipales de defensa civil y personal de los hospitales del interior- para actuar en forma eficiente y organizada.

Claudia López, jefa del Departamento de Epidemiología, estableció diferencias con respecto a las diferentes gripes: “la gripe porcina no es cualquier cuadro, la persona sintomática tiene que tener el antecedente de haber sido expuesto en alguno de estos lugares donde está comprobada la circulación del virus”.

López enfatizó la importancia de mantener a la ciudadanía informada a medida que se desarrollen los hechos, pero advirtió que la comunicación y la difusión “son pilares muy fuertes como estrategia” para lograrlo.

Irene Wietig, del Departamento de Inmunizaciones de la subsecretaría de Salud dijo que frente a la emergencia se están organizando los hospitales con los elementos necesarios para atender a la población, y sostuvo que en caso de requerirse, se habilitarán centros de salud alternativos en toda la provincia.

Las especialistas informaron que ya se unificaron criterios de trabajo, coordinación y prevención en los establecimientos sanitarios de la provincia, tanto del sector público como del privado.

Como medidas preventivas se recomendó el uso de barbijos, camisolines, el lavado permanente de las manos con jabón, utilizar desinfectantes o alcohol común o tipo gel y evitar el contacto con secreciones.

Wietig recordó la importancia de estar protegidos contra la gripe común a través de la vacuna antigripal. Dijo que la provincia de Neuquén a través de la Ley de Emergencia Sanitaria está adquiriendo las vacunas antigripales necesarias para tener stock y poder asistir al personal de salud y de seguridad que deberán estar trabajando expuestos al control sanitario de la población. Las vacunas para el personal de seguridad y de salud estarán disponibles.

Recomendaron la vacuna antigripal a aquellos grupos de riesgo, como por ejemplo las personas mayores de 65 años, los asmáticos, diabéticos, los inmunosuprimidos, entre otros.

Características de la enfermedad

La Organización Mundial de la Salud distribuyó una serie de preguntas útiles para informar a la población, que se reproducen a continuación:

¿Qué es la gripe porcina?

Es una enfermedad respiratoria contagiosa que afecta a los cerdos, provocada por uno de los virus A de la gripe porcina. Su morbilidad es muy alta y mortalidad baja, apenas entre un 1% y un 4%. Es un virus que se propaga entre los cerdos por la inhalación del vaho de un animal infectado y mediante el contacto directo e indirecto. La enfermedad está provocada casi siempre por los virus del subtipo H1N1, aunque no son los únicos que afectan a estos animales, por ejemplo, H1N2, H3N1, H3N2. Los cerdos se pueden infectar además con los virus de la gripe aviar y de la gripe común humana de la misma forma que con los virus de la gripe porcina. Se cree que el virus H3N2 de la gripe porcina fue contagiado por los humanos a los cerdos. A veces los propios animales se pueden infectar con más de un virus, por lo cual pueden mezclarse y dar lugar a mutaciones. De la misma forma, estos virus pueden propagarse entre distintas especies animales, como por ejemplo de cerdos a seres humanos.

¿Cómo afecta a la salud humana?

Como son virus que pueden infectar a los seres humanos, de vez en cuando se detectan brotes epidemiológicos. Por lo general, los síntomas clínicos son parecidos a los de la gripe común, la que afecta a las personas en invierno, aunque se ha detectado un amplio espectro de síntomas clínicos, que van desde una infección sin apenas síntomas, a una severa neumonía que puede provocar la muerte. Estas similitudes entre los síntomas de la gripe porcina y de la gripe común, la fiebre, la tos y cefaleas, hace que la mayoría de los casos que se detectan se produzcan dentro del propio sistema de vigilancia de la gripe común, por lo que muchas veces no se conoce la dimensión real de la epidemia.

¿Dónde se ha informado de casos?

Desde que se ha extendido el Reglamento Sanitario Internacional de la Organización Mundial de la Salud, aparte de los últimos casos de México, EE.UU., Francia, Nueva Zelanda e Israel, se han declarado casos en España, donde la gripe es una enfermedad de declaración obligatoria.

¿Cómo se produce el contagio?

Los humanos se contagian con la gripe porcina a través de contacto con cerdos infectados, aunque en algunos casos el contagio entre humanos se ha producido de manera limitada, generalmente en personas cercanas y a grupos cerrados.

¿Es seguro comer carne de cerdo y derivados?

Sí, porque la gripe porcina no se puede transmitir a través de la carne de cerdo cocida. El virus muere tras soportar temperaturas de unos 70º, por lo que es muy importante cocinar bien la carne de porcino.

¿Qué países han sufrido epidemias de gripe porcina en cerdos?

La gripe porcina en cerdos no es una enfermedad de declaración obligatoria, ya que el virus desaparece tras cocinar la carne, aunque su impacto es bien conocido. La enfermedad es endémica en los Estados Unidos, y se han detectado frecuentes epidemias en todo el continente americano, Europa (Reino Unido, Suecia e Italia), África (Kenia), y en otras zonas de Asia, como China y Japón.

¿Hay riesgo de que se convierta en una pandemia?

Es probable que la mayoría de la gente, sobre todo los que no tienen contacto habitual con cerdos, no sean inmune a los virus de la gripe porcina, algo que podría prevenir el contagio. Si un virus de gripe porcina muta y consigue contagiarse de humano a humano, es muy fácil que se produzca una pandemia. El impacto de una pandemia provocado por un virus de este tipo es difícil de predecir, ya que influye la virulencia del virus, la inmunidad de la población, la protección cruzada que pueden ofrecer los anticuerpos de la gripe común, etc. Los virus de la gripe porcina, como ha sucedido en este último brote, pueden dar lugar a un virus híbrido que al mezclarse con un virus, por ejemplo, de la gripe humana, facilita su propagación hasta provocar una pandemia.

¿Hay vacuna humana para prevenir la gripe porcina?

No, porque los virus de la gripe porcina cambian muy rápido y la vacuna sólo ofrece inmunidad si coincide con los virus que circulan. Además, la vacuna contra la gripe común, la que se produce según las recomendaciones de la OMS, no es eficaz contra el virus de la gripe porcina. De todas maneras ya están investigando en laboratorios cómo frenar su rápida propagación.

¿Hay medicamentos que sirvan para luchar contra la gripe porcina?

Los medicamentos antivirales para la gripe común están disponibles en algunos países y previenen y tratan la enfermedad de forma eficaz. Son de dos tipos: las adamantinas y las rimantadinas, por un lado, y los inhibidores de la neuraminidasa de los virus, como el oseltamivir y el zanamivir. De todas formas, la mayoría de los casos previos de gripe porcina se han recuperado de la enfermedad sin necesidad de atención médica o toma de fármacos. Algunos virus de la gripe desarrollan resistencias a los antivirales, por lo que la profilaxis y el tratamiento quedan limitados.

Las muestras de virus de casos humanos respondieron bien al oseltamivir y zanamivir, pero eran resistentes a las adamantinas y las rimantadinas. La información es insuficiente para hacer recomendaciones sobre el empleo de antivirales en la prevención y el tratamiento de la infección por gripe porcina. Los médicos se ven obligados a tomar decisiones basadas en evaluaciones clínicas y epidemiológicas de los beneficios y los perjuicios para cada paciente y su tratamiento. Por ejemplo, en la actual epidemia, las autoridades sanitarias mexicanas y estadounidenses están recomendando el uso de oseltamivir y zanamivir basándose en el perfil del virus.