Con la asistencia de 50 personas de Neuquén, otras provincias argentinas y de Perú, la subsecretaría de Niñez y Adolescencia realizó el último conversatorio para fortalecer los Entornos Significativos que acompañan a las y los adolescentes y las temáticas que los atraviesan.

Bajo el título “Construir redes de cuidado flexibles en la incertidumbre”, la subsecretaría de Niñez y Adolescencia, dependiente del ministerio de Niñez, Adolescencia y Juventud, realizó el quinto conversatorio de cierre del ciclo para el fortalecimiento de los entornos que acompañan a las adolescencias, impulsado a lo largo de este año.

La apertura de la actividad estuvo a cargo de la subsecretaria Miriam Díaz. Durante el conversatorio, la licenciada María Zysman compartió su trabajo en torno al bullying y el uso de redes sociales y aportes para pensar en cómo acompañar a las adolescencias en este contexto.

“Desde la subsecretaría trabajamos permanentemente con las localidades de toda la provincia, fortaleciendo estas redes interinstitucionales para que crezcan y para que permanezcan, aún en este año que nos adaptamos a la virtualidad”, afirmó la subsecretaria Díaz al dar inicio al encuentro. Y subrayó que “lo novedoso, lo diferente de este encuentro es que estamos las y los referentes institucionales pero también están las familias que acompañan a las y los adolescentes y que lo hacen día a día”.

En el mismo sentido de trabajar desde una lógica colectiva expuso María Zysman, quien hizo hincapié en la necesidad de construir redes, trabajar entre todas y todos ya que “nadie puede hacer nada solo en torno a estas temáticas. En los encuentros como este, me interesa que esté toda la comunidad, quienes hacemos la escuela, un club, un barrio. Y trabajar la posibilidad de ser el primer refugio para los chicos”, dijo.

La especialista puso en contexto histórico el uso de las redes sociales por parte de las adolescencias, habló del grooming y describió cómo operan las personas que cometen ese delito y apuntó a generar un acompañamiento y escucha de las y los adolescentes y no un ejercicio de control o prohibición del uso de las herramientas virtuales. “Eso es lo que tenemos que trabajar y no desde el lugar moral ni religioso sino desde la libertad y la posibilidad de elegir a qué me expongo”, resaltó.

“Las redes están hechas de hilos y están hechas de espacios, y esos hilos tienen que tener el tamaño óptimo para que caiga lo que tiene que caer. Cuanto más podamos juntarnos quienes las y los acompañamos, mejor cuidados van a estar nuestros adolescentes”, dijo Zysman hacia el final de la actividad y concluyó: “Tenemos que armar redes en las que no se sientan atrapados, sino que se sientan sostenidos”.

Participaron en el conversatorio 50 personas de las localidades neuquinas de Aluminé, Andacollo, Caviahue, Centenario, Chos Malal, Cutral Co, El Cholar, Junín de los Andes, Los Miches, Picún Leufú, Piedra del Águila, Plaza Huincul, Plottier, San Martín de los Andes, San Patricio del Chañar, Sauzal Bonito, Villa Traful, Vista Alegre y Zapala. También asistieron desde las provincias de Río Negro, Salta, Santa Fe, San Juan, Jujuy y de la localidad peruana de Arequipa.

El próximo 16 de diciembre el equipo de Entornos Significativos cerrará el año con un encuentro destinado a referentes institucionales y a todas aquellas personas que acompañan y trabajan con y junto a las adolescencias, con el fin de proyectar las actividades y propuestas para el año próximo.