Las tareas se inscriben dentro de la V Campaña del Programa de Monitoreo de Pozos Sumideros Activos de la provincia de Neuquén.

La dirección provincial de Fiscalización Hídrica continúa las tareas de monitoreo en vertidos de efluentes con toma de muestras y control de los parámetros de vertido autorizado en distintos sectores de la provincia.

Ayer miércoles se realizó este trabajo con dos comisiones, una en la ciudad de Neuquén y la otra en distintas instalaciones hidrocarburíferas de la región.

Se concretaron tareas de inspección en el estado de los pozos sumideros existentes, verificando presiones de inyección, condiciones generales de las instalaciones y calidad del fluido inyectado. El trabajo abarcó once áreas hidrocarburíferas, realizando el muestreo de once pozos sumideros como parte  de la V Campaña del Programa de Monitoreo de Pozos Sumideros Activos de la provincia de Neuquén.

Para lo que resta del mes se tienen previstas cuatro comisiones que realizarán el muestreo de diez pozos sumideros abarcando otras ocho áreas hidrocarburíferas.

Se realizaron también cuatro inspecciones, tanto en Plantas de Tratamiento de efluentes cloacales como en mataderos. El objetivo es fiscalizar el funcionamiento de los sistemas de tratamiento y los vertidos de efluentes tratados, realizando el muestreo en nueve puntos. Durante febrero se prevé la toma de nueve muestras más.