La dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud realizó algunas recomendaciones para evitar picaduras de mosquitos, arañas, alacranes o mordeduras de víboras.

Las condiciones climáticas del verano en la zona favorecen la aparición de insectos y animales venenosos y ponzoñosos. Para evitar complicaciones, es fundamental la higiene en el hogar y sus alrededores, como así también la elección de espacios recreativos despejados.

En tal sentido, desde el Ministerio de Salud de la provincia se recordó a la población algunas de las prácticas para la prevención, y sobre cómo actuar en caso de picadura de algún insecto, arácnido o réptil, no solo para el caso de la provincia sino también para los que viajen a otras regiones del país.

Es importante aclarar que las picaduras y mordeduras por animales ponzoñosos constituyen eventos de notificación obligatoria en el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS). La cantidad de notificaciones se han mantenido estables en la provincia desde hace 15 años.

Mosquitos

En esta región no está presente el mosquito Aedes aegypti transmisor del virus Dengue, Zika y fiebre Chikungunya, dado que no están las condiciones para que el mosquito se pueda desarrollar, por lo que la enfermedad no puede propagarse.

Hay que tener en cuenta recomendaciones para viajes a otras regiones de argentina o países donde si está presente este mosquito. La fiebre amarilla se puede prevenir con la aplicación de la vacuna. Se debe averiguar si adonde se viaja es una zona de riesgo y si corresponde vacunarse.

Para evitar las picaduras de mosquitos se recomienda: Usar ropa clara, de mangas largas y pantalones largos; evitar estar en espacios abiertos durante las horas donde hay más mosquitos – desde el atardecer hasta entrada la noche- y emplear insecticidas respetando las medidas de precaución y aplicándolos de forma apropiada, reiterando la aplicación si se estuvo en contacto con agua o si se transpiró en abundancia.

Víboras

Las víboras venenosas que habitan en elterritorio son las yarará y la coral. En general están en lugares despoblados, no son víboras agresivas y atacan sólo si se sienten amenazadas. Son terrestres y en la mayoría de los casos las mordeduras se dan solo si son molestadas o si se las encuentra accidentalmente.

Ante una mordedura hay que concurrir al hospital o  centro de salud más cercano; alejarse de la víbora y mantenerse en calma; aflojarse o sacarse la ropa apretada del área de la mordedura o anillos y pulseras.

En tanto, no hay que aplicar ningún torniquete, ni intentar capturar o matar a la víbora. Tampoco hay que sumergir la herida de la mordedura en agua ni otros líquidos, ni hacerle cortes o succionar el veneno para sacarlo. No tomar bebidas con alcohol ni cafeína.

Arañas

Son dos las arañan en la región de las cuales sus picaduras pueden ser peligrosas: la viuda negra y la de los rincones o de los cuadros.

La viuda negra –latrodectus mactans– llega a medir hasta tres centímetros y tiene  el abdomen globuloso de color negro con manchas rojas. Vive al aire libre, debajo de piedras, entre plantas, galpones y depósitos. Se suele encontrar entre escombros, troncos caídos, piedras, macetas, etc. No es agresiva y sólo reacciona si se la molesta o si se toca por accidente. Las picaduras ocurren por lo general durante el día y fuera de la vivienda.

La araña de los rincones o de los cuadros –loxosceles laeta– suele medir tres centímetros, no es agresiva y sólo pica en defensa propia. Tiene el cuerpo y las patas castañas y abdomen grisáceo. Vive dentro de viviendas, en lugares oscuros y secos como rincones, detrás de cuadros, guardarropas y en los entretechos. Los accidentes se suelen producir en las viviendas durante la noche y todo el año.

Para prevenir picaduras de arañas se sugiere: Ordenar y limpiar patios y galpones con guantes y calzado cerrado para prevenir incidentes con arañas, mantener limpio detrás de los cuadros, no meter la mano en placares oscuros, no dejar las puertas de roperos y armarios abiertos.

También es aconsejable poner mosquiteros en ventanas y puertas, no usar insecticidas para eliminar las arañas fuera de la vivienda porque proveen un servicio de control sobre mosquitos y otros insectos, no acumular recipientes, diarios viejos ni botellas.

Hay que prestar atención a calzados que estuvieron durante mucho tiempo guardados. Para trabajar en el campo, usar camisas de mangas largas, guantes y botas con medias.

En algunas situaciones el tratamiento de las picaduras y mordeduras puede requerir el uso de antivenenos, esto se definirá según la evolución del cuadro clínico que evalúen los equipos de salud tratantes.

En caso de picadura ir al hospital o  centro de salud más cercano.

Alacranes 

Alacranes y escorpiones son sinónimos y arácnidos. En Argentina existen dos géneros: el Bothriurus que no es tóxico para las personas y el Tityus, de importancia sanitaria.

En la región no se encuentra el Tityus trivittatus, especie común y peligrosa para la salud humana que sí se puede encontrar en zonas subtropicales de la Argentina y se distingue por tener la cola con doble punta.

Los alacranes pueden encontrarse debajo de piedras, ladrillos, cañerías, entrepisos o pozos, etc. Pueden ser agresivos y más activos durante la noche.

El Bothriurus es de color castaño, pinzas anchas y redondeadas, y cola con un solo aguijón. De hábitos nocturnos, suelen construir túneles en interiores de árboles y cortezas. Esta especie no es común en áreas urbanizadas y su veneno es inofensivo para las personas.

El Tityus Trivittatus no se encuentra en nuestra zona. Tiene color castaño con tres bandas longitudinales oscuras en el dorso, pinzas largas y delgadas y cola con una púa en la base del aguijón (doble aguijón). También es de hábitos nocturnos pero su presencia a nivel urbano es mayor. Se los suele encontrar cerca de cañerías y túneles subterráneos. Su veneno es peligroso para las personas.

Para prevenir, si se encuentra algún alacrán no hay que tocarlo ni intentar matarlo o agarrarlo. Hay que revisar y sacudir la ropa y el calzado antes de utilizarlos o la ropa de cama, si hace mucho no se usan. Es necesario tener cuidado al revisar cajones, estantes o remover escombros, troncos caídos, etc. Se puede usar guantes y calzado cerrado. Se puede colocar burletes en puertas y ventanas.

Mantener limpio los rincones y detrás de los muebles. Evitar acumulación de recipientes y escombros. Usar guantes para manejar leña.

Se recomienda: Ante una picadura ir al hospital o centro de salud más cercano, limpiar el área de la picadura con agua y jabón, no apretar ni succionar el área de la picadura, no quemar o aplicar sustancias sobre la herida de la picadura.