Fue en el asentamiento Jerusalén, donde el Gobierno Provincial invirtió más de 10 millones de pesos en infraestructura.

La Secretaría General y Servicios Públicos de Neuquén informa que finalizó la regularización del suministro eléctrico para 48 familias que se ubican en el sector Jerusalén de la Cuenca XV, en Neuquén capital. El servicio llegó por medio de una obra de media tensión que financió el Gobierno Provincial, a través del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), con un monto de 10.707.927 de pesos.

En ese contexto, este martes por la mañana operarios de la Cooperativa CALF, en compañía de empleados del organismo provincial, procedieron a realizar las conexiones de los medidores eléctricos y dialogaron con los beneficiarios.

Cabe destacar que el sector Jerusalén se encuentra en proceso de regularización, a mediados de abril los vecinos recibieron las tenencias de los lotes y además se culminó la obra denominada «Red de media tensión, sets, red de baja tensión, alumbrado público y acometidas domiciliarias en asentamientos Peumayén y Jerusalén».

A su vez, el barrio se encuentra incluido en un proyecto de obras que está en proceso de licitación pública nacional. El mismo cuenta con financiamiento a través del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) con el que se prevé la extensión de la red de gas, agua y cloacas.