El desafío actual de las mujeres es incrementar el tiempo para pensarse, priorizarse y autocuidarse.

Este 28 de mayo, por el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, desde el Ministerio de Salud se quiere focalizar en el impacto que provoca en la salud de las mujeres la distribución desigual de las tareas de cuidado, tanto de los quehaceres domésticos como el cuidado de otras personas.

En este sentido y de acuerdo a datos de la Encuesta sobre el trabajo no remunerado y el uso del tiempo (INDEC, 2021) las mujeres destinan 4,05 horas a los quehaceres domésticos y 6,07 horas al cuidado de otras personas, tareas a las que los hombres dedican 2,38 horas y 3,30 horas respectivamente. Como contrapartida, este panorama limita el tiempo que las mujeres destinan a procesos que favorecen su bienestar, no solo en lo referido a realizar estudios médicos de rutina periódicamente, sino también de reservar tiempo para  el ocio y el desarrollo personal, dos componentes protectores también de la salud mental.

“Estos datos reafirman una realidad que conocemos, que lamentablemente aceptamos y que desde hace ya varios años hemos comenzado a deconstruir”, reflexionó la ministra de Salud Andrea Peve y agregó: “Junto con la creación, en 2022, de la Dirección General de Igualdad de Género y Diversidad en Salud, venimos trabajando en nuestro Ministerio sobre la importancia de analizar e investigar sobre estas situaciones que afectan la salud de las mujeres, en pos de generar aportes para un cambio equitativo que permita el desarrollo integral y compartido de las personas ”.

Entendiendo el autocuidado como un proceso personal, desde Salud se enfatiza en la importancia de que las mujeres puedan priorizar dicha instancia, a partir de pensarse a sí mismas, no relegarse y tomar decisiones que se vinculen con el bienestar propio, la autoestima y la salud.

Para concluir y en el día de acción global por la salud de las mujeres, Peve recordó la importancia de llevar a cabo controles de salud regulares que permiten prevenir o diagnosticar tempranamente enfermedades que comúnmente afectan a las mujeres, a lo que agregó: “Más allá del sexo de la persona, el autocuidado debe ser siempre una prioridad”.