La capacitación la recibieron alrededor de 25 personas entre las que hubo médicos, enfermeras, administrativos, personal de seguridad y asistentes.

Desde el Servicio de Urgencias y Emergencias Pediátricas del Hospital Provincial Neuquén Dr. Eduardo Castro Rendón, se brindó una capacitación en RPC pediátrico y maniobras de Heimlich, al personal del Centro de Salud Don Bosco. La actividad se realizó el martes 4 de octubre pasado y fue solicitada por el área administrativa y médicos del centro de salud.

“La capacitación no fue solicitada por situaciones que hayan ocurrido en el lugar, pero sí se tuvo en cuenta lo que pasó en Córdoba y que fue de público conocimiento, donde un niño a la salida de la escuela se tragó un chupetín y nadie supo hacerle las maniobras de Heimlich ni supieron cómo reanimarlo y el niño terminó muriendo” dijo Belén Ehlers, médica pediatra y Jefa del Servicio de Urgencias y Emergencias Pediátricas (SUEP) del HPN” y agregó “se tuvo en cuenta que alrededor de este centro de salud hay varias escuelas”.

La capacitación la recibieron alrededor de 25 personas entre las que hubo médicos, enfermeras, administrativos, personal de seguridad y un asistente dental, “duró aproximadamente dos horas y media, tuvo una primera parte teórica, una segunda donde realizamos una simulación y se utilizaron muñecos del SUEP y del centro de salud” dijo la jefa del servicio, “con los muñecos se hicieron las posibles maniobras y se plantearon las situaciones posibles de un niño con un atragantamiento y de una obstrucción completa de sus vías aéreas superiores y las distintas maniobras de Heimlich según la edad del pequeño”.

En la jornada se continuó con una parte teórica con conocimientos sobre reanimación cardiopulmonar y se hizo hincapié en la cadena de supervivencia en los tres primeros eslabones, que tienen que ver con la prevención, el llamado al servicio de urgencias y el inicio de RCP de alta calidad, “en ese momento nos abocamos a practicar lo que es el masaje cardíaco en las distintas edades, tanto en un bebé como en un niño y poder adaptar lo que se conoce en el adulto para un niño”, dijo Ehlers.

En relación la maniobra de Heimlich Ehlers comentó “se realiza cuando por ejemplo a un niño se le obstruye la vía aérea con un juguete, con un pedazo de carne o un alimento” y agregó “se lo tragan, queda sin poder respirar y si las personas están viendo este evento y no tienen la capacidad para hacer la maniobra el niño puede llegar a la hipoxia absoluta y así a un paro cardio respiratorio, esto puede ocurrir en pocos minutos, el niño puede perder la vida por la falta de conocimiento de las personas que lo rodean y en general esto no sucede dentro de un hospital, pasa en una casa, en la calle, en una escuela y de allí que surgió la inquietud del centro de salud y en buena hora que solicitaron la capacitación“.

Esta es la primera vez que desde el Servicio de Urgencias y Emergencias Pediátricas se sale fuera del hospital a brindar una capacitación “esto es en el marco de iniciar salidas para acercarnos a la atención primaria de la salud justamente capacitando sobre RCP y maniobras de Heimlich y otras cosas que podamos llevar desde la emergencia a otros lugares” dijo Ehlers, que junto a Pamela Maguiña, residente rotante en el servicio, brindaron la capacitación “estamos atentas a que nos contacten y brindar este servicio a otros centros de salud”.